Ciudades de Flandes: belleza medieval en el siglo XXI

Flandes es una de las regiones más atractivas de Europa. En un territorio similar al de la provincia de Burgos se encuentran algunos lugares de visita imprescindible si se viaja a Bélgica. Desde los beaterios de Flandes que son Patrimonio de la Humanidad a pequeñas ciudades ligadas para siempre a la Primera Guerra Mundial. Son muchos los lugares a visitar si se decide conocer este rincón de Europa. Entre ellos, sin duda, las ciudades de Flandes. Algunas se cuentan entre las ciudades más bonitas del viejo continente. Algunas son mundialmente conocidas. Otras, menos famosas, pero que poco a poco se van haciendo hueco en las rutas de los viajeros que llegan a Bélgica.

Ciudades de Flandes

En esta breve lista no están todas las ciudades de Flandes, por supuesto. Solo comparto con vosotros las que conozco y que sin duda merecen ser incluidas en cualquier viaje a tierras belgas. Bien organizando una ruta por todas ellas o haciendo alguna escapada desde Bruselas, capital del país.

Amberes, la ciudad de Rubens

Yo he necesitado de cinco viajes a Bélgica para animarme a conocer esta ciudad. Por una razón u otra nunca conseguía incluirla en mi ruta por el país. La iba relegando en favor de otras ciudades de Flandes que me llamaban más la atención. Y por fin, este año, conseguí visitar la capital mundial de los diamantes. Una gran urbe a orillas del río Escalda. Hoy su puerto es el segundo importancia de Europa y por ella pasan el 84% de los diamantes en bruto que se comercializan en todo el mundo.

que ver en amberes

Como gran ciudad que es, no todo en ella resulta tan atractivo como en otras ciudades de Flandes. Sin embargo basta acercase a su casco histórico para descubrir una de las ciudades más atractivas y con más vida de Bélgica. Desde su impresionante Grote Markt a su Catedral, la más grande de los Países Bajos, todo son atractivos en la parte de la ciudad que limita con el Escalda. La casa en la que vivió Rubens, museos Patrimonio de la Humanidad y animadas calles comerciales son perfectas para disfrutar de un día en busca de todo lo que hay que ver en Amberes.

Al caer la tarde lo mejor es sentarse en alguna de la terrazas de Groenplaats a tomar una cerveza antes de irse a cenar. Quizá a la Brasserie Appelmans, el local de moda que ocupa la antigua escuela en el que estudió latín un joven Rubens recién llegado a Amberes.

Malinas, el secreto de Flandes

Una de las ciudades de Flandes más coquetas y desconocidas es Malinas. O Mechelen. Su casco antiguo ocupa el espacio de la gran isla que forma la bifurcación del río Dyle. Allí se pueden visitar la mayoría de los lugares que hay que ver en Malinas.

Se puede empezar admirando su Grote Markt, una de las más grandes de Bélgica. En ella, a la sombra de la torre de San Romualdo que asoma tras las casas gremiales, está el Ayuntamiento, un gran edificio construido en distintas épocas. Desde allí un breve paseo lleva hasta el beaterio, uno de los pocos sin muro exterior que se pueden en la ciudades de Flandes. Sus calles tranquilas hacen retroceder en el tiempo y son el escondite para una de las cervecerías de Malinas con más historia: Het Anker.

Paseos junto al río, iglesias y museos esperan a los visitantes que se animen a conocer esta bonita ciudad. Sin olvidar el carrillón de San Romualdo. Se puede ver de cerca en la subida al mirador de la torre. O escuchar su música tomando algo en el entretenido mercado que tiene lugar a los pies de la escultura de Margarita de Austria.

que ver en Malinas, Torre de San Romualdo

Lovaina, la ciudad universitaria

Aunque el protagonista turístico de la ciudad es sin duda su bello Ayuntamiento, hay mucho más que ver en Lovaina. Una de las ciudades de Flandes que renació de sus cenizas tras la Primera Guerra Mundial. Entonces desapareció su magnífica Biblioteca Universitaria. Se reconstruyó y los nazis la quemaron de nuevo en la Segunda Guerra Mundial. Hoy el edificio luce distintos elementos alegóricos como agradecimiento a aquellos estadounidenses que ayudaron a levantar esta nueva biblioteca.

que ver en Lovaina

También relacionados con la ciudad universitaria que lleva siglos siendo, Lovaina ofrece la posibilidad de conocer los antiguos colleges. Algunos se han convertido en alojamiento para estudiantes. Otros tienen museos en su interior. Pero todo esconden tras sus muros una interesante historia.

Tras unos muros también está el precioso beaterio de Lovaina. Para mi el más bonito de los beaterios de Flandes. Con su calles empedradas, sus canales y sus casitas de cuento este lugar es una visita obligada en la ciudad. Lo mismo que Oude Markt. La plaza conocida como el “bar más grandes del mundo”. ¿La razón? Pues que allí, uno tras otro, se cuentan más de 30 locales. Todos tienen sus terrazas en la plaza y uno no sabe donde acaba una y comienza la siguiente.

Gante, avanzada a su tiempo

Es imposible no caer rendido ante la belleza de Gante. Una de las ciudades de Flandes considerada por muchos las más bonita de Bélgica. En sus canales se refleja la silueta de antiguas casas hoy ocupadas por museos, restaurantes u hoteles.

El Castillo de los Condes de Flandes es una visita obligada. Y estando en él no hay que dejar de acercarse a Patershol, uno de los barrios más tranquilos y con más encanto de la ciudad. No muy lejos está la plaza Korenmarkt. La más animada de la ciudad. Las terrazas de los bares ocupan su espacio y a la vuelta está uno de los rincones más bellos de Bélgica. Ese ocupado por las torres de San Nicolas, el Belfort y la Catedral de San Bavon. La mejor perspectiva de este sky line medieval se consigue desde el puente de San Miguel.

ciudades de Flandes, Gante

Gante puede presumir de muchas cosas. Una de haber sido la primera ciudad industrializada de Europa. Otra, de tener tres beaterios de distintos estilos. Cada uno con su encanto particular. También se puede invertir el tiempo en la ciudad en visitar alguno de sus museos, probar los cuberdon o perderse por sus mercados de flores, libros o ropa. Hay mucho que hacer en Gante, así que no vayáis a ella con prisa.

Brujas, la ciudad que embruja

Rival en belleza de Gante, esta ciudad flamenca es sin duda una de las más románticas de Europa. Para muchos demasiado perfecta. Algunos incluso la tachan de artificial. Pero yo confieso que es mi ciudad preferida de Bélgica. Ese estanque que te recibe cuando se camina hacia el centro desde la estación es solo el preámbulo de los bellos espacios que uno va descubriendo mientras recorre la ciudad.

beaterios de Flandes

Solo pasear por las calles de Brujas es un placer. Un canal aquí. Un sauce llorando sobre un canal allá. Cuidadas plazas, bonitos edificios, impresionantes iglesias. En una de ellas se puede ver una escultura de Miguel Ángel. Y en otra, una reliquia de la sangre de Cristo.

Si todo eso os parece poco, recordad que Brujas, como muchas ciudades de Flandes, tiene su beaterio. Y que dejando atrás sus plazas y canales, en un breve paseo, se llega a una zona en la que contemplar esos molinos de viento que todos relacionamos con Holanda pero que también tuvieron su importancia en Bélgica.

Comentarios (13)

  1. ¡Hola Kris!

    Qué bonito tiene que ser Flandes! Lo veo mucho en blogs y redes sociales, y no sabes las ganas que tengo de visitarlo…
    Hasta ahora solo conozco Brujas y Gante, pero solo estuve unas horas en cada una… A Amberes le tengo muchísimas ganas, sobre todo por el puerto (no sabía lo de los diamantes) y nunca había pensado en Malinas o Lovaina, pero oye, si se llega tan fácil desde Bruselas…

    ¿Recomiendas un día completo en cada una?
    Muak!!

    1. Nosotros somos más bien lentos cuando viajamos, pero creo que menos de un día en cada ciudad haría que quedaran cosas en el tintero. Aunque también depende de la época en la que se viaje. En verano, que los días son tan largos, se puede aprovechar mucho más para disfrutar de los exteriores, canales y calles. Y organizando bien la ruta igual puedes ver en día y medio un par de ciudades como Lovaina y Malinas.
      Un abrazote.

  2. Hola Kris. Conocí Bélgica y Holanda en mi primer viaje a Europa (esos viajes maratónicos en los que uno picotea aceleradamente por el mapa, para en el futuro ir regresando mas tranquilamente a conocer bien cada país) y me sorprendí positivamente con esta región. Aún no he regresado pero tu posteo me será muy útil cuando lo haga.

    1. Flandes es una región para visitar con calma. Para disfrutar de sus ciudades, sus pueblos, sus monumentos y su gastronomía. Yo siempre he pensado que Bélgica es un buen país para vivir. Todo está cerca, todo es bello…
      Un abrazo.

  3. La verdad es que Flandes tiene unas ciudades maravillosas. Las que más conozco son Brujas y Gante, que he estado en varias ocasiones, pero también me gustó mucho Lovaina. Solo por ver este ayuntamiento que parece filigrana pura ya merece la pena. A Amberes, le tengo muchas ganas, pero añun no se ha dado. No sabía que su catedral era la mayor de los Paises Bajos.

    1. Merece la pena Amberes, pero te confieso que necesite una rato para encontrarle el encanto. Es una ciudad grande y lo que rodea al casco antiguo no es tan atractivo como en otras ciudades flamencas.

  4. Me ha encantado esta ruta y sin duda una de mis ciudades favoritas de esta región es Gante, creo que me quedaría a vivir allí unos cuantos meses encantado de la vida, como bien dices Patershol es uno de los barrios más tranquilos y con más encanto de la ciudad, totalmente de acuerdo.

  5. ¡Hola! Me encanta Flandes, y me encanta este resumen de sus principales ciudades. Esta región de Bélgica tiene algo especial. No sé si serán sus canales, su carácter medieval tan bien preservado, sus sorprendentes beaterios… Lo que sí se es que embruja, embruja de verdad. Disfruto mucho leyendo sobre esta zona y tu viaje. Se nota que lo conoces bien. Yo no me canso de volver. El pasado mes me enamoré de Gante, todavía no la conocía y me pareció diferente al resto, precisamente por ese carácter industrial que comentas. Saludos 🙂

    1. Flandes es una de la regiones más bonitas de Europa. Muchos conocen poco más que Gante y Brujas… pero hay tanto que ver allí que cinco viajes no han sido suficientes para mi 🙂

  6. Conozco todas esas ciudades de Flandes y puedo aconsejarlas totalmente. Quizá la que más desentona con el resto sea Amberes, porque es bastante más grande que las demás, pero también tiene lugares que merecen mucho la pena.
    Me encantaría volver para conocer alguna otra ciudad de Flandes menos conocida.
    Un abrazo.

Post a new comment