que hacer en Salento, Colombia

Qué hacer en Salento, entre palmeras y cafetales

Uno de los pueblos más bonitos del Eje Cafetero de Colombia es Salento. Una localidad con nombre italiano que enamora a quienes la visitan con su impresionante ubicación y las puertas de sus casas, todas pintadas de alegres colores. No hay mucho que hacer Salento, pueblo fundado en 1850, pero sin duda es la base perfecta para visitar el Valle de Cocora o conocer algún cafetal. O sencillamente para olvidarse durante unos días del ajetreo del viaje, del ruido de la ciudad, buscar un agradable hotel, elegir un buen libro y pasar el tiempo perdido entre su páginas mientras alrededor se siente el olor a café recién hecho.

que hacer en Salento, Colombia

Qué hacer en Salento

Nosotros pasamos poco tiempo en Salento. No queríamos dejar de conocer en nuestro viaje a Colombia esta parte del país, pero nos era imposible pasar allí más de una noche si queríamos cuadrar el viaje en solo dos semanas. Llegamos a bello pueblo en el departamento de Quindío a medio día. Dispusimos de toda la tarde para disfrutar del lugar, y no salimos de allí hasta entrada la tarde del día siguiente. Fue en total un día completo. Nos hubiera gustado conocer algún lugar más del Eje Cafetero. Pero con el tiempo que pasamos en Salento y aprovechando bien las horas tuvimos tiempo de hacer todo lo que queríamos.

Esto es lo que nosotros hicimos, todo es posible en un solo día. Si queréis añadir la visita a alguno de los otros pueblos, como Filandia, no os quedará más remedio que añadir un día más a vuestra estancia en Quindío.

Madrugar para ver la Calle Real

Pues sí, una de las cosas que hay que hacer en Salento es madrugar. ¿La razón? Ver las calles del pueblo antes de que los comercios abran sus puertas. Uno de los encantos de este pueblo son las bonitas puertas de colores de las casitas paisas. No tiene nada que ver pasear por la Calle Real a primera hora del día o hacerlo cuando las tiendas han abierto. Os aseguro que dar una vuelta por el pueblo antes del desayuno os regalará una imagen muy diferente de Salento. Sus puertas, ventanas, zócalos y aleros crean un precioso mosaico imposible de ver a otra hora del día.

que hacer en Salento, Colombia

Macetas cuajadas de flores y bellas farolas forman también parte del decorado de la Calle Real. Prestad atención a los bancos que hay a lo largo de este paseo. Veréis que tienen una plaquita con un nombre: indican el nombre de la persona o tienda que lo ha donado. Todo un detalle sin duda, porque si de algo dan ganas en esta calle es de sentarse a contemplarla con tranquilidad.

Es cierto que las calles menos comerciales o más alejadas del Parque Principal son también bonitas. Pero el conjunto más llamativo y fotogénico de la ciudad es el de la calle que arriba os digo y las de los alrededores.

que hacer en Salento, Colombia

Pasear por el Parque Principal

Este parque es el centro neurálgico de Salento. Aquí están la Iglesia, el Ayuntamiento y la parada de los Willys, el transporte público de la localidad. En su perímetro hay cafés, restaurantes y tiendas. En el centro, una estatua de Simón Bolivar, el Libertador. Al su alrededor hay bancos bajo las sombras de las palmeras. Un lugar que parece gustar mucho a los oriundos de Salento. Debe ser el lugar perfecto para leer el periódico, charlar con los vecinos o pasar el rato viendo a los turistas que van y vienen embobados con esas casas decoradas con cientos de colores o buscando el modo de llegar a algún lugar de los alrededores del pueblo.

que hacer en Salento, Colombia

Si dais una vuelta y os fijáis en la base de los árboles que rodean el parque, veréis que cada uno está dedicado a un pueblo de Quindió.

Recorrer Vereda Palestina en busca de una finca cafetera

Una de las mejores cosas que hacer en Salento es visitar una finca cafetera. En la región hay más de 300. Y un puñado de ellas se pueden encontrar recorriendo la Vereda Palestina, un paseo perfecto para disfrutar del paisaje que rodea el pueblo. Suaves colinas, vacas, caballos y plantaciones de café. De vez en cuanto pasa por allí un Willys cargado de turistas rumbo a algún cafetal.

Para mi la mejor forma de conocer esta ruta es a pie. En total son cinco kilómetros (con algunos tramos más incómodos que otros), merece la pena hacer la ida a pie, pues es cuesta abajo. Y luego uno se plantea si tiene fuerzas para regresar también andando o recurre a los servicios de los Willys.

que hacer en Salento, Colombia

Encontrar la Vereda Pelestina no tiene pérdida. Solamente hay que caminar por la Carrera 5, pasar el cementerio y continuar sin desviarse en ningún momento. A unos 2 kilómetros del comienzo de la ruta empiezan a aparecer las fincas cafeteras. Todas ofrecen visitas guiadas y algunas tienen un espacio que funciona como café. Las Acacias y El Ocaso son algunas de ellas. Yo me decanté por otra: El Recuerdo, una finca cafetera tradicional. Os la recomiendo, porque fue una grata experiencia en la que descubrimos mucho del mundo del café colombiano.

que hacer en Salento, Colombia

Los Willys que hacen esta ruta salen cada hora (entre las 8:30 y 16:30) del Parque Principal y el regreso se hace desde las 9:30 hasta las 17:30 desde el final de la Vereda Palestina. El precio por trayecto es de 4.000 pesos.

Subir al Alto de la Cruz

Al final de la Calle Real hay una empinada escalera que sube hasta el Alto de la Cruz. Ver la ciudad desde allí es una de las cosas que hacer en Salento, de esas que te dejan agotado, pero que cuando llegas al final piensas «ha merecido la pena». Y es que ese camino que sirve también de Via Crucis lleva hasta un mirador desde el que se domina todo el pueblo. Una alfombra de calles paralelas y tejados oscuros a los pies de la gran cruz que domina el cerro.

que hacer en Salento, Colombia

Asomarse al Valle de Cocora

Si se sube al Alto de la Cruz no hay que regresar a Salento por el mismo camino. Hay que seguir un pequeño sendero que va hacia la izquierda. Allí, entre la vegetación, podréis ver una inesperada obra de arte, algo presente de un modo u otro en casi todas las ciudades colombianas.

que hacer en Salento, Colombia

Más adelante y pasando junto a una valla, se bajan unas escaleras que llevan de nuevo al pueblo. Pero esta vez al mirador en el que acaba la Carrera 4. Uno de los lugares más bellos que ver en Salento. Y es que desde ese mirador se domina el Valle de Cocora. Dicen que los en los días despejados se pueden ver desde allí cimas nevadas a lo lejos. Nosotros no tuvimos esa suerte, durante nuestra estancia en Salento hubo muchas nubes e incluso llovió. Y aún así la vista del valle desde ese mirador resulta espectacular.

que hacer en Salento, Colombia

Comer trucha

Para muchos Salento no es solo café, también es famosa esta localidad por sus truchas. Hay muchas piscifactorías, y la trucha fresca nunca falta en las cartas de los restaurantes. Así que está claro que comer trucha es una de las cosas más sabrosas que hacer en Salento. Como os digo no hay restaurante que no la tengo en su carta. Nosotros nos decantamos por cenarlas en un local del Parque Principal. Un local sencillo cuyo nombre es «La Casona». Desde trucha gratinada con salsa de champiñones o camarones a la sencilla trucha a la plancha. El precio oscilaba entre los 15.000 y los 25.000 pesos. A mi me pareció más que justo teniendo en cuenta el platazo que llegó a la mesa. ¡Sencillamente delicioso!

que hacer en Salento, Colombia

Ir al Valle de Cocora

Somos pocos los que llegamos a Salento que no tengamos como objetivo final ir al Valle de Cocora. Ese rincón de Colombia donde crecen las palmas de cera. Palmeras que alcanzan los 60 metros de altura y que son el árbol nacional del país. Aunque se puede llegar en transporte privado hasta el Bosque de Palmas, lo más económico es hacerlo en los Willys (los todoterreno que funcionan como transporte público en esta parte de Colombia). El precio por trayecto es 4.000 pesos y se tarda una media hora en llegar. Salen cada hora del Parque Principal. Pero si se llenan fuera de esos horarios también hacen la ruta.

Una vez en el Valle de Cocora, uno de los lugares que ver en Colombia, solo hay que llevar un buen calzado y ganas de caminar. Se pueden hacer dos rutas. Una completa que puede llevar unas cinco horas y otra más corta que es la recorre la mayor parte del bello Bosque de Palmas.

valle de Cocora, Colombia

Disfrutar de un buen café

A mi no me gusta el café. A pesar de ello decidí probar una taza de uno de los mejores cafés del mundo. Pero ni por esas. Es definitivo, yo soy de tés e infusiones. Aún así, estoy convencida de que una de las cosas que hacer en Salento es pararse en el Parque Principal, buscar un local con alguna mesa en la calle. Pedir un café y sentarse a disfrutarlo en el lugar del que es originario. Si te gusta el café seguro que es un momento de esos especiales.

gastronomía colombiana

Jugar al billar

Si te apetece descubrir que hacen los hombres de Salento al final del día solo tendrás que buscar el Bar Danubio, en la Calle Real. Es un bar en el que los hombres del pueblo se reúnen para beber aguardiente. Son pocas las mujeres que paran por allí, y las pocas que se animan a sentarse a sus mesa suelen ser extranjeras. Lo que está claro es que si a algo se viene a este enorme bar es a jugar al billar. Tienen más de una decena de mesas iluminadas con intensas luces que hacen que el local resulte poco acogedor. Pero si te animas a coger un taco de billar seguro que algún oriundo ataviado con el típico poncho y sombreo se anima a retarte.

que hacer en Salento, Colombia

Dormir en un hotel boutique

No faltan alojamientos en Salento. Desde sencillos hostels a preciosos hoteles boutique. Si te puedes permitir alojarte en uno de estos últimos, date el capricho. Los pocos que hay suelen tener ubicaciones muy especiales, alejados del bullicio de la ciudad y con bonitas instalaciones.

Nosotros nos decantamos por el Hotel Terasu Salento. Un establecimiento relativamente nuevo entre el cementerio y el inicio de la Vereda Palestina. Hay dos pequeñas construcciones con habitaciones y otra que sirve como sala de estar para los huéspedes y comedor de desayunos. Todo gira en torno a un agradable jardín al que se asoman las terrazas de la mayoría de las habitaciones.

que hacer en Salento, Colombia

Éstas son amplias y decoradas con mimo. Suelos de madera, grandes camas con suaves sábanas, muebles de terraza… Solamente les falta algún mueble para colocar la ropa, porque el resto es perfecto. Lo mismo que el desayuno. Zumos naturales, fruta fresca, el mejor café y unos huevos revueltos con arepas hacen que uno tenga fuerzas para afrontar el día. El personal es muy amable y te facilitan toda la información que puedas necesitar.

En cuanto al precio, no es barato. La noche con desayuno nos costó 74 euros. Pero os aseguro que los vale.

Cómo llegar a Salento

A Salento solamente se puede llegar por carretera. Bien en autobús desde Medellín o en autobús desde alguna de las ciudades cercanas que tienen aeropuerto. Éstas son Armenia y Pereira. Desde los aeropuertos de ambas hay que llegar a su estación de autobuses. Y desde allí subir a un autobús hasta Salento.

Valle de Cocora, Salento, Colombia

La terminal de autobuses de Salento está en la Carrera 2. Allí informan de los horarios y precios, pero yo os dejo aquí la información de la que yo dispongo para que os sirva de ayuda.

  • Autobuses entre Armenia y Salento. En ambos sentidos hay un autobús cada 15 minutos. El precio del billete es 4.700 pesos.
  • Taxi desde el Aeropuerto de Armenia a la estación de autobuses de la ciudad: 25.000 pesos.
  • Autobuses desde Salento a Armenia. Hay uno cada hora entre las 7 de la mañana y las 8 de la tarde. El billete cuesta 8.000 pesos.
  • Taxi desde la estación de autobuses de Armenia hasta el Aeropuerto: 15.000 pesos  (con taxímetro).

Si se llega en el autobús de Pereira se le puede indicar al conductor donde está vuestro hospedaje y el parará lo más cerca posible del mismo. De otro modo, en el Parque Principal se puede contratar un Willys que hará las veces de taxi hasta vuestro destino final. En el caso de que os bajéis del autobús en la estación de Salento, os tocará caminar o haber acordado con el alojamiento que os recojan allí.

Etiquetas

Comentarios (06)

  1. Viendo lo coloridas que son las fotos del post no nos extraña que quisierais pasar en Salento aunque sólo fueran 24 horas… 😉

    Sólo tenemos dos preguntas:
    1) Cuando dices que hay que madrugar para ver las calles antes de que abran los comercios ¿a qué hora te refieres? ¿Las 5, las 6, las 7 de la mañana?
    2) ¿Qué son los Willys? 🤔

    Saludos.

    1. Los comercios empiezan a abrir sus puertas entre las 8 y las nueve de la mañana, teniendo en cuenta que amanece alrededor de las 6:30 haced cuentas de que hay que estar en la calle a eso de las 7:30 de la mañana. En cuanto a los Willys, son un todoterreno que hacen de taxis en esta parte de Colombia. 🙂

  2. Todavía recuerdo ese olor a café… café del bueno… Salento nos enamoró… Colombia es nuestro país favorito y Salento nuestro lugar favorito del país… Durante nuestra vuelta al mundo durante casi un año fue el sitio donde nos hubiésemos quedado a vivir para siempre. El ritmo de vida y la gente fue lo que nos cautivó. Por cierto, y el restaurante La Eliana también se come muy bien, sobre todo, trucha.
    Me alegro que os haya gustado!! Un abrazo viajero!

  3. Me han encantado las casas de colores. Hicisteis bien en visitarlas a primera hora. También me gusta mucho la idea del arte donde menos te lo esperas…y, por cierto, ¿por qué se llaman Willys los buses?

    Ya me dirás. Un abrazo.

    1. Bueno,la verdad es que solo salí yo, a Arturo se le pegan más las sábanas jejejeje. Y el nombre de willys es el de ese modelo de coche. No hay más secreto 🙂

Post a new comment

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]