Soprabolzano, refugio de vacaciones en los Dolomitas

por Cristina Monsalvo

Uno de los lugares que ver en Bolzano es sin duda Soprabolzano, un coqueto y tranquilo pueblo que regala fantásticas vistas de los Dolomitas, uno de los macizos montañosos de los Alpes orientales italianos.

Este coqueto y tranquilo pueblo vacacional formó parte hasta 1918 del Imperio austrohúngaro. Al igual que en el resto de localidades de esta región italiana, el alemán sigue siendo una lengua tan hablada como el italiano, y por ello, todos los pueblos y ciudades conservan su antiguo nombre. En el caso de Soprabolzano, su nombre en alemán es Oberbozen. Ambos nombre en castellano quiere decir lo mismo: encima de Bolzano. Y que esa es la situación de este acogedor pueblo tirolés. En las montañas sobre Bolzano.

Cómo llegar a Soprabolzano desde Bolzano

Las formas de llegar hasta Soprabolzano, a 1.221 metros sobre el nivel del mar, son varias. Depende del tiempo que uno tenga, lo que quiera hacer en el pueblo y los medios de transporte con los que cuente. O incluso la época en la que uno quiera hacer el trayecto, ya que el hielo y la nieve pueden impedir en determinados momentos hacer el viaje por carretera.

Caminando

Una de las formas más agradables de llegar a Soprabolzano desde Bolzano es caminando. Una ruta de casi 10 kilómetros que salva los casi 1.000 metros de diferencia sobre el nivel del mar de ambas localidades. El camino atraviesa bosques y pueblos, en algunos casos por vía peatonales y en otro tramos junto a carreteras.

No hay que olvidar llevar bebida para el camino, ni tampoco calzado cómodo ni protector solar. Esto último es indispensable incluso en invierno, cuando los rayos del sol se reflejan en la nieve.

Soprabolzano

Coche

Si se tiene coche, otra opción para llegar a este bonito pueblo alpino es hacerlo con él. La ventaja es la comodidad y el no depender de ningún tipo de horario. El problema puede estar en encontrar un lugar para estacionar, el pueblo es pequeño y muchas calles no permiten aparcar. Lo mejor es directamente a la Via Paesse, con varias zonas para dejar el coche.

En cuanto al modo de llegar en coche desde Bolzano a Soprabolzano, es sencillo. Hay que abandonar la primera de esas localidades por las vías Renon y Brennero. Una vez superados los atascos que puede haber para dejar la ciudad y tras recorrer 19 kilómetros (aproximadamente 30 minutos de viaje) llegaremos a nuestro destino.

Funicular a Soprabolozano

Probablemente sea la forma más atractiva de hacer este recorrido del que estamos hablando. El teleférico recorre 4.500 metros sobre las montañas que rodean Bolzano. Un trayecto que dura solamente 12 minutos y que permite disfrutar de fabulosas vistas de los Dolomitas. La estación del teleférico (Funivia Renon) está a 800 metros de Piazza Walther. Un corto paseo que se puede hacer perfectamente caminado.

Cada cuatro minutos sale una góndola hacia su destino, lo que hace que los tiempos de espera sean mínimos. Entre el 1 de noviembre y el 30 de abril, a partir de las 21:00 horas, las góndolas parten cada 12 minutos. Hay ascensores para llegar a las cabinas, y el acceso a las mismas es apto para cochecitos de bebé o sillas de ruedas.

Soprabolzano

El precio del viaje de ida y vuelta es de 10 € (se puede pagar con tarjeta). Aquellos que tengan la tarjeta turística RittenCard, tienen incluido el uso de este funicular.

Debido a la pandemia, durante nuestra estancia en Bolzano era imprescindible llevar mascarilla FFP2 para subir a este funicular italiano. Tenedlo en cuenta.

Qué hacer en Soprabolzano

Realmente este pueblo alpino no cuenta con demasiados atractivos turísticos más allá de las maravillosas vistas que ofrece a quienes llegan a él, los caminos para practicar senderismo y una tranquilidad que invita a disfrutar del lugar.

Nada más salir de la estación del funicular, al otro lado de la calle, está la Oficina de Turismo. En ella te entregan todo tipo de información, desde horarios de transporte a mapas con las diferentes rutas que se pueden hacer en bicicleta, a pie o con los pueblos y lugares más atractivos en los alrededores de Soprabolzano. No hay duda de que una parada en esa oficina os dará muchas posibilidades para organizar vuestro tiempo en el pueblo.

Nosotros teníamos solamente unas horas para conocer el lugar. El día de nuestra visita todo estaba nevado, el lugar tenía la típica estampa navideña que todos imaginamos. Hacía sol por lo que pudimos disfrutar de una agradable paseo buscando las vistas sobre los Dolomitas y encontrando por el camino atractivas casas tirolesas. Con más tiempo y menos nieve, sin duda las opciones de lo que hacer en Soprabolzano son muchas más.

Vamos a hablar de todas ellas para que os animéis a llegar a este pueblo sobre las montañas.

Soprabolzano

Subir a un tren histórico

Una de las cosas más atractivas que se pueden hacer en este pueblo es desplazarse en un tren que lleva funcionando desde 1907. Inicialmente fue un tren de cremallera que llevaba a los turistas adinerados desde Bolzano a las montañas. En 1966 se construyó un teleférico que sustituyó a aquel tren en su subida a Soprabolzano.

Sin embargo, el tren de vía estrecha, el último que recorrer actualmente el Tirol italiano, sigue en funcionamiento con medio de transporte para los vecinos de la zona y sin duda, cómo un verdadero atractivo para los turistas. En un trayecto de poco menos de 7 kilómetros que se recorren a 30 km/h, el tren une Soprabolzano con Collalbo (Klobenstein en alemán).

Las vistas son excepcionales y se puede elegir entre subir en los antiguos vagones o en las modernas locomotoras. El precio del billete de ida y vuelta es de 6 €. Los niños menores de 6 años viajan gratis y la RittenCard es también válida para este medio de transporte.

Soprabolzano

Rutas en bicicleta

Los amantes de las dos ruedas pueden hacer diferentes rutas por esta zona del Tirol del sur. Muchas de ellas son circulares y su recorrido total es de unos 10 kilómetros. También las hay más cortas y alguna un poquito más larga. En el mapa que entregan en la Oficina de Turismo de Oberbozen aparecen todas ellas con su recorrido, desnivel y el resto de información necesaria.

Senderismo

En un lugar tan mágico como son los Dolomitas, un gran plan es coger una mochila, agua y un bocadillo y salir a caminar. No hay que darse la gran paliza del siglo para disfrutar del lugar, de la montaña y del impresionante paisaje que rodea a Soprabolzano.

Son muchas las rutas que podéis hacer desde este pueblo, y una vez más, en su oficina de turismo, os darán toda la información pertinente. Para que os hagáis una idea, una bonita ruta es es la que une Soprabolzano con Collado. Es fácil, de 12 kilómetros. Una buena idea es hacerla en un sentido a pie y en el otro, en el tren que une ambas localidades.

Soprabolzano

Pasear por Soprabolzano

Durante nuestras horas en el pueblo, casi nos nos cruzamos con nadie. Praderas llenas de nieve, pistas de hielo, magníficas casas con jardines también nevados y caminos sin salida fue lo que encontramos durante nuestro recorrido. La parte más atractiva nos pareció la que está a la izquierda cuando sales del funicular.

Hacia la derecha encontramos el supermercado y edificios más grandes, además de la moderna iglesia cuya torre se ve casi desde cualquier punto de Soprabolzano. La vía del tren discurre paralela a la carretera, y en algún punto se puede cruzar (siempre con precaución).

Soprabolzano

Generalmente al otro lado un cartel indica que ese gran campo que está pidiendo a gritos que te asomes a él para ver las montañas es privado. Yo no me pude resistir y cruce más de una valla que pude abrir con facilidad.

Dormir en Soprabolzano

Si uno busca pasar unos días de absoluta desconexión, seguramente este pueblo sea un buen destino para ello. Por supuesto, teniendo en cuenta las temporadas turísticas, si vas en verano seguro que hay mucha más gente que cuando hemos ido nosotros en diciembre.

Para poneros fácil la búsqueda de alojamiento, os dejo tres recomendaciones que yo tengo ya bien apuntadas por si regreso a Soprabolzano, a ver que os parecen.

Pippos Mountain Lodge

Este hotel no puede resultar más acogedor. Habitaciones amplias con terraza, vistas a la montaña y una decoración moderna y funcional. Entre las instalaciones de este hotel destaca su spa, con sauna y bañera de hidromasaje. Ofrecen desayuno continental o italiano. Para saber cuanto te puede costar la estancia, entre el enlace: Pippos Mountain Lodge.

Villa Gloria

Probablemente sea uno de los hotelitos más coquetos de Soprabolzano. Los Dolomitas se pueden ver desde todo el recinto, y los huéspedes pueden elegir entre alojarse en un apartamento o un estudio, todos decorados con mimo y con un ambiente muy acogedor. Tienen un restaurante perfecto para probar la mejor comida tirolesa. Puedes consulta su disponibilidad en el enlace: Villa Gloria.

Gloriette Guesthouse

A un minuto de la estación del funicular se encuentra este hotel con jardín. Un lugar perfecto para alojarse en cualquier momento, ya que abre todo el año. Cuenta con piscina al aire libre para el verano y guardaesquíes para el invierno. Los huéspedes pueden utilizar la sauna del ático y el spa. Los precios, en el siguiente enlace: Gloriette Guesthouse.

También puede ser que prefieras alojarte en Bolzano e ir a Overbozen a pasar el día. En ese caso, puedes consultar el post dormir en Bolzano con mi experiencia en la ciudad.

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

    Google

    Analíticas de visitas y tráfico web.

    _ga,_gid,_gat
    _ga,_gid,_gat

    GPDR

    Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

    gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]

    Scroll Up