Tavira: qué hacer en la ciudad más bonita del Algarve

por Cristina
Tavira, Algarve

Su cercanía al mar, sus iglesias y sus casas encaladas hacen de Tavira una de las ciudades más bonitas de Portugal. Para mi, sin ninguna duda, la más bonita que ver en el Algarve. Ofrece múltiples posibilidades dada su ubicación junto al océano. Además, está tan cerca de la frontera con España que para algunos puede incluso ser un destino perfecto para pasar un fin de semana en tierras portuguesas.

En nuestro viaje al Algarve, Tavira fue la primera parada. Pasamos cuatro noches alojados cerca de ella, y cada uno de esos días pudimos disfrutar en diferentes momentos de esta bonita ciudad. Buena gastronomía, ambiente relajado, un puñado de lugares de interés y preciosas playas hacen que el viajero no se aburra durante su estancia en la localidad.

Dónde estacionar en Tavira

Si llegáis a Tavira en coche, os quiero dejar una recomendación sobre donde estacionar. Nosotros cada vez que visitamos esta localidad dejamos ahí nuestro vehículo. Es gratuito y está muy cerca del Ponte Antiga, por lo que resulta perfecto para hacer turismo o para dejar el coche mientras se cena en la zona de Praça Dr. António Padinha. Pinchad en el siguiente enlace si queréis localizar sin problema este parking: Google maps.

A muy pocos metros de esta zona de aparcamiento, al otro lado del Puente de Santiago hay otra zona de estacionamiento en la que se permite aparcar a las autocaravanas.

Qué hacer en Tavira, Portugal

Cada viajero no hay duda de que tiene unas preferencias. Y por lo tanto las recomendaciones varían dependiendo quién las dé. Las que a continuación os cuento son las cosas que hacer en Tavira de las que más disfruté durante mi estancia.

Tavira, Portugal

Pasear sobre los dos ríos de Tavira

Seguramente sea uno de los paseos más singulares que se puedan dar sobre un río. Para ello hay que ir hasta el Ponte Antiga. Una estructura de piedra de siete ojos con la parte superior pintada de blanco, suelo empedrado y valla de hierro verde. Se dice que aquí hubo un puente romano construido alrededor del siglo III, y tras varias remodelaciones, el actual aspecto de la construcción data del siglo XVII.

Desde 1989 el Ponte Antiga de Tavira, tras unas importantes inundaciones, pasó a ser peatonal. Algo que hoy en día permite disfrutar relajadamente del paseo por una de las construcciones más atractivas de la ciudad. Y sobre todo, hacerlo sobre dos ríos a la vez. A un lado del puente está el río Gilao. Al otro, el Séqua. Dice una leyenda que hubo dos amantes en Tavira, el cristiano, ella musulmana. Por supuesto sus familias no podían aprobar ese idilio, y ellos, para no vivir separados, decidieron tirarse al río desde este puente. Ahora, viven para siempre bajo los arcos del Ponte Antiga en las aguas en las que se ahogaron. Trágico, ¿verdad?.

tavira, Portugal

Callejear por Vila a Dentro

O lo que es lo mismo, perderse por las calles del centro histórico de la ciudad. Sin duda, la parte más bonita de Tavira. Para acceder a la que fue zona amurallada, se puede ir hasta la Porta Dom Manuel I. Una vez atravesado ese arco medieval se puede empezar a callejear sin rumbo buscando las grandes iglesias de la ciudad, los restos de las murallas o esas pequeñas y pintorescas calles que hacen tan especial a Tavira. No hay que dejar de ir atento, porque cuando menos se los espera el viajero aparece una puerta, una ventana o un rincón de lo más curioso.

Tavira, Algarve

Es también Vila a Dentro un buen lugar para hacer un alto en el camino al recorrer la ciudad. Por ejemplo en A Ver Tavira. Su terraza, a la sombra de varios árboles, es un sitio perfecto para comer, picar algo o tomar una cerveza junto a muros del Castillo de Tavira y de la Iglesia de Santa María do Castelo.

Tavira, Portugal

Contemplar los azulejos más bonitos de Tavira

En un país en el que la decoración con azulejos es algo tan típico, no puede faltar un edificio en Tavira que merezca ser conocido precisamente por eso, por los azulejos. Os hablo de la Iglesia de la Misericordia, en el corazón de Vila a Dentro. Se la considera la más valiosa de la obras renacentistas del Algarve.

Su fachada está justo frente a la Porta Dom Manuel I, pero para entrar hay que subir por la estrecha calle a la izquierda. Uno metros más adelante se encuentra la puerta y la taquilla (entrada 3 € y te entregan un folleto con toda la información sobre la iglesia). Aunque la visita incluye la subida a la torre y el acceso a un pequeño museo, lo más destacado de este templo de Tavira son los azulejos que decoran su interior. En blanco y azul, fueron realizados en el siglo XVIII y en ellos se representan las catorce obras de misericordia y la vida de Cristo.

Tavira, Portugal

Ver Tavira desde el Castelo

Entre tanto edificio blanco, los muros de los que queda del Castelo de Tavira se distinguen enseguida. Son de piedra y por ellos trepa la hiedra y la buganvilla. Su interior se ha convertido en agradable y tranquilo parque desde el que se puede subir al paseo de ronda y ver la ciudad desde la torres y almenas.

Desde cada lado de la parte alta del castillo se tiene una perspectiva diferente de la ciudad. Por uno de ellos se ve un mar de tejados y la torre de la Iglesia de la Misericordia que acaban en el río de Tavira. Por otro, más tejados y casi al alcance de la mano, la Iglesia de Santiago Apóstol. Es sencillo reconocerla por sus muros blancos rematados con decoración en color albero.

Tavira, Portugal

Comer el mejor helado del Algarve

Si os gustan los helados, en Tavira tenéis que hacer una parada en la heladería Delizia. Está muy cerca del Ponte Antiga, pero en la parte norte de la ciudad, en la Rua 5 de Outubro. En su interior tienen enmarcados artículos de periódicos en los que hablan de sus premios y reconocimiento como mejor heladería de Tavira (y alrededores). Para mi los helados de Delizia fueron los mejores que probamos en el Algarve, así que personalmente amplio su título a toda la región.

Los helados son artesanales y uno de sus sabores más populares es el de algarroba con dulce de higo y almendras. Un placer para los más golosos. Nosotros probamos varios sabores (después de comprar un helado allí el primer día, había que repetir) y yo me quedo con el de chocolate. Aunque el de mojito, fresa o melón están también buenísimos.

Tavira, Algarve

Sorprenderse en la Ermida de Sao Sebastiao

Algo apartada de los recorridos turísticos por Tavira se encuentra esta pequeña ermita. No es tan visitada como las iglesias de Vila a Dentro. Pero os aseguro que el paseo hasta ella merece la pena. Además de que el recorrido os llevará por pintorescas calles con casas de azulejos y balcones, la ermita es toda una sorpresa.

Construida en el siglo XVIII, su exterior no tiene nada que la haga diferente al resto. Un pequeño templo blanco apenas decorado con algunos detalles en amarillo dando color a la fachada. Sin embargo, una vez que se atraviesa la puerta, el barroco llena cada rincón. La madera que cubre las paredes está pintada imitando mármol y en ellas cuelgan cuadros que cuentan la vida de San Sebastián, siendo esta ermita el mayor conjunto iconográfico de Portugal sobre la vida del santo.

El acceso es gratuito y la persona que se encarga de vigilar la ermita da algunas explicaciones sobre ella. Nosotros dejamos un donativo porque la verdad es el hombre fue muy amable y el templo merece ser conservado.

Tavira, Portugal

Disfrutar de una comida típica

En Tavira la oferta en restaurantes y casas de comida es amplia. Yo os recomiendo sobre todo la zona al norte del río. En la Praça Dr. António Padinha hay un buen número de locales, casi todos con mesas en el exterior. Si no os convence ninguno de ellos, en Rua João Vaz Corte Real seguro que encontráis algún lugar en el que disfrutar de una buena comida o cena.

Si no queréis lujos pero si comer buena comida típica y sencilla a buenos precios, mi recomendación es Casa Simão. En su carta pescados y carnes a la parrilla que se sirven en platos generosos. Es un restaurante muy frecuentado por lugareños y si no se llega a primera hora tocará esperar para conseguir mesa.

Tavira, Portugal

Darse un baño en Praia do Barril

Estar en Tavira, tan cerca del mar, y no animarse a pasar un día en la playa es casi imposible. Lo único complicado en este caso es elegir lugar para disfrutar del sol y el Oceáno. Son varias las playas cerca de Tavira, todas ellas forman parte del Parque Natural da Ria Formosa. Son extensos arenales con dunas y vegetación a los que se llega en barca, caminando sobre pasarelas o incluso en un trenecito.

De entre todas las maravillosas playas del Algarve que se pueden conocer desde Tavira, yo os recomiendo Praia do Barril. Está a tan solo 10 minutos en coche del centro de Tavira y es una de los arenales más bonitos de Portugal. Cuanta con servicios como restaurantes, tiendas o aseos. Pero escondidos tras unas dunas que alojan un curioso cementerio de anclas, por lo que cuando estás en la playa te sientes totalmente ajeno a la civilización. Te tumbas en la playa y todo es horizonte. Da igual hacia donde mires, tus ojos solamente verán agua, cielo y arena. ¿No os parece un planazo?

Praia do Barril

Hacer una excursión a Cacela Velha

A 13 kilómetros de Tavira se encuentra uno de los pueblos con más encanto del Algarve: Cacela Velha. Es un pueblo al que llegan muchos turistas en busca de playa y una buena comida a base de pescado y marisco fresco. Puede ser complicado estacionar, pero todo esfuerzo merecerá la pena por pasear por este pequeño pueblo cuya fortaleza recuerda su pasado como parte de la línea de defensa de la costa.

En sus pocas calles, casas bajas pintadas en blanco con detalles de color, una iglesia a borde de un acantilado y un mirador que regala fantásticas vistas de la Ria Formosa. Un buen momento para disfrutar de este pueblo es el atardecer, cuando todo se tiñe de dorado. Y aprovechar que se está allí para quedarse a cenar en Casa da Igreja (famosa por sus ostras) o en Casa Velha (cocina portuguesa, calidad y cantidad).

Tavira, Portugal

Recorrer Tavira por la noche

Tavira nos pareció en general una ciudad bastante tranquila. Pudimos recorrerla durante el día sin casi encontrar turistas, pero estamos en el año del Covid-19 y nada es como antes. Por la noche la ciudad parece animarse de forma especial, sobre todo en las zonas con restaurantes y bares. Es el momento para pasear por ella disfrutando de la música que suena en sus calles (sí, en el Ponte Artiga o en la Rua da Liberdade, la calle comercial por excelencia de Tavira, hay instalados discretos altavoces), cruzar el puente  iluminado e incluso sentarse en sus bancos mientras se come un helado.

También hay que adentrarse en Vila a Dentro. Cuando cae la noche sus calles se vuelven doradas, el suelo empedrado brilla a la luz de las farolas y las calles huelen a jazmín. Sin duda un paseo inolvidable.

Tavira, Portugal

¿Qué os ha parecido Tavira? Ya os decía que para mi es la ciudad más bonita del Algarve y pasar en ella varios días os permitirá disfrutar de todo lo que tiene que ofrecer. ¡No os la perdáis!

Quizás también te interese

8 comentarios

JOSE D. 14 noviembre, 2020 - 12:21 am

Portugal nunca defrauda. Ya sea el interior o la costa, está lleno de lugares maravillosos, y precisamente Tavira es uno de los que no conocemos. Me ha parecido curioso que un puente cruce dos ríos y los azulejos de la Iglesia de la Misericordia una pasada. Sin duda, ver las iglesias cubiertas de azulejos es una de las cosas que más me gusta del país vecino. Y encima, a tiro de piedra el pueblo de Cacela Velha. Sin duda nos has dado muchas ideas sobre que hacer en Tavira, y como todos los años terminamos viajando a Portugal (lo nuestro es vicio) ya tenemos un lugar más para visitar.

Reply
Cristina 15 noviembre, 2020 - 6:28 pm

Portugal nunca defrauda, y Tavira sin duda es una ciudad de esas por las que pasear sin prisa y deleitarse con sus bellos rincones 🙂

Reply
Naiara 15 noviembre, 2020 - 10:45 pm

Qué bien me habría venido este post cuando fui hace dos años! Estuvimos un par de noches en Tavira pero no supimos sacarle jugo… me pillo embarazada y floja de fuerzas. ¡Tenemos que darle otra oportunidad!

Reply
Cristina 16 noviembre, 2020 - 5:03 pm

Sin duda, volved a Tavira y disfrutadla.

Reply
DinkyViajeros.com 16 noviembre, 2020 - 8:24 am

Ya habíamos leído anteriormente en otros blogs de viajes que Tavira es una de las ciudades más bonitas del Algarve. Y, la verdad, viendo tus fotos y leyendo todas las actividades que nos cuentas que se pueden hacer en Tavira, creemos que es una fama bien merecida.

Nos ha llamado mucho la atención el cementerio de anclas. Debe ser un sitio espectacular para hacer fotos. ¿Recomiendas alojarse en Tavira o mejor en otra localidad?

Saludos.

Reply
Cristina 16 noviembre, 2020 - 5:04 pm

Para mi Tavira es una buena base para conocer la parte más oriental del Algarve. Cuenta con muchos alojamientos en la propia localidad y en los alrededores. Además, tiene un buen número de restaurantes, lo que la convierte en la ciudad perfecta para cenar. 🙂

Reply
Rubén 20 noviembre, 2020 - 9:18 pm

Qué interesante post de mi vecino Portugal. Este país guarda mucha magia y conozco bastante el norte y centro pero el sur todavía me queda pendiente. Me apunto Tavira y tus recomendaciones para cuando todo esto se calme un poco, irme hasta el Algarve. Me has creado muchas ganas de visitar Cacela Velha y por supuesto de bañarme en Praia do Barril y buscar esas curiosas anclas.

Reply
Cristina 22 noviembre, 2020 - 10:10 pm

Tavira es una ciudad muy agradable, y sin duda la base perfecta para disfrutar de algunas de las mejores playas de Portugal. ¡Ojalá puedas ir pronto!

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up