Organizar un viaje al Algarve

por Cristina Monsalvo
Algarve, Portugal

¿Has pensado en un viaje al Algarve y no sabes ni por dónde empezar? Tranquilo, es mucho más sencillo de lo que puedes imaginar. Organizar un viaje al Algarve, o a cualquier otro destino, es solamente cuestión de seguir un sencillo esquema para ir preparando ruta, buscando alojamiento y seleccionando las visitas.

Organizar un viaje al Algarve

En este post te voy a dar unas pistas sencillas para que organizar un viaje al Algarve sea sencillo y disfrutes todo lo posible de esta maravillosa región portuguesa.

Infante Dom Henrique Lagos Algarve

Cómo llegar al Algarve

Las opciones para llegar al Algarve serán más o menos, depende de tu punto de origen. Esta región del sur de Portugal cuenta con un aeropuerto internacional en su capital, Faro. Es la puerta de entrada para los viajeros de toda Europa en busca del sol y de sus playas maravillosas.

Si viajas al Algarve desde España, la mejor forma de llegar es en coche. Las carreteras para llegar hasta Ayamonte, el último pueblo español antes de cruzar el Guadiana para entrar en tierras portuguesas, son muy buenas. Y una vez en tu destino, podrás seguir utilizando tu vehículo para todos los desplazamientos que hagas por la región.

Moverse por el Algarve

Puede que vuestra intención sea conocer todo lo posible del Algarve. Para ello es importante contar con un coche, ya sea en propiedad o de alquiler. Es la mejor opción para recorrer esta región llena de playas, pueblos encantadores y ciudades históricas. Se puede cruzar esta región de Este a Oeste utilizando las autopistas del Algarve (de pago y con cobro automático) o una carretera nacional de un solo carril y con un tráfico mucho más denso. Personalmente, os recomiendo la primera opción: el precio no es elevado y se gana en seguridad y en tiempo para ir de un lugar a otro.

Peajes del Algarve

Elegir el alojamiento

Hay quien quiere visitar el Algarve para disfrutar de las playas de una zona concreta y quien quiere ver todo lo posible en el sur de Portugal. En el primer caso podéis elegir un solo apartamento u hotel para vuestra estancia. En el segundo, yo os recomendaría tener al menos tres bases para evitar pasar demasiado tiempo en la carretera yendo y viendo entre cada lugar visitado y vuestro alojamiento.

Una buena idea es alojarse en Tavira para conocer la zona este del Algarve, alquilar una casa vacacional en Albufeira o Faro para recorrer la parte central de la región, y elegir Lagos o Sagres como base para visitar el oeste algarviano.

Organizar la ruta

Son muchos los lugares que ver en el Algarve. Cada viajero tiene sin duda unas preferencias, por lo que es importante organizar una ruta base antes de comenzar el viaje. Decidid qué lugares son para vosotros de visita imprescindible, qué playas no os queréis perder y qué pueblos o ciudades se pueden incluir si os sobra tiempo durante el recorrido.

En una viaje de una semana hay que ser mucho más selectivos. Aunque el Algarve se puede recorrer con facilidad, en tan solo siete días es imposible ver muchos lugares y también disfrutar de la playa. Hay que priorizar y quizá centrarse en una zona para no dejarse nada en el tintero. Si, por el contrario, solo queréis hacer turismo y no dedicar ninguna jornada a relajaros en las maravillosas playas del Algarve, en una semana podréis hace una ruta turística bastante completa.

Yo os recomiendo al menos dos semanas para poder sacar todo el provecho a esta bonita región portuguesa, e ir alternando días de playa y relax con otros de visitas a lugares tan bonitos como Lagos o pequeños y coquetos pueblos como Burgau o Ferragudo.

que ver en Lagos

Comer en el Algarve

Dicen que en Portugal se come bien y barato. En el Algarve lo primero está garantizado. Lo segundo, no tanto. Los precios en el sur del país vecino son más elevados que en el resto, no en vano es la región más turística de Portugal, que atrae a viajeros de un nivel adquisitivo algo más elevado, y todo eso se nota.

No faltan los buenos restaurantes en ninguna ciudad. También hay casas de comidas en las que el precio de un almuerzo o de una cena es algo más económico. No hay que dejar de probar una cataplana portuguesa, el plato típico del Algarve, a base de pescados y mariscos. Es un plato contundente que se cocina de varias formas, con ingredientes variados y para todos los gustos.

Los que elijan alojarse en un apartamento podrán ahorrarse unos euros haciendo la compra en los grandes supermercados que se encuentran con facilidad a las afueras de las ciudades, y cocinando en casa. Y, luego, salir a comer un helado, porque en el Algarve hay muchas y buenas heladerías.

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Scroll Up