Dormir en Siem Reap, la puerta de Angkor

por Cristina
DORMIR EN SIEM REAP

Si no fuera por la existencia de las cercanas ruinas de los templos de Angkor, probablemente Siem Reap no existiría. O no lo haría como hoy la conocemos: llena de mercados, hoteles y restaurantes dedicados a los miles de turistas de cada año deciden viajar a Camboya para contemplar esos magníficos templos. Con tanta oferta, elegir un lugar para dormir en Siem Reap no debería ser complicado.

Dicen que en Siem Reap se encuentra la mejor variedad de alojamientos en Camboya. Yo no sé si será la mejor, pero si os puedo decir que esta localidad debe ser una de las que cuentan con mayor número de alojamientos por km2 en el Sudeste Asiático. Podemos encontrar hostels, pensiones, hoteles boutique y hoteles de lujo. Sin duda opciones para todo tipo de viajeros. Y todas ellas a precios muy inferiores a los que podríamos encontrar en cualquier otra ciudad de la zona.

Pero no solo importa el precio (o sí, habrá quien no querrá gastar mucho por dormir en Siem Reap y estará dispuesto a sacrificar todo lo demás). A la hora de buscar alojamiento en esta ciudad que ha crecido a un ritmo desorbitado, es importante también la ubicación. Cada viajero preferirá una concreta. Algunos querrán estar lo más cerca posible de los templos, otros sin embargo se decantarán por alguna zona más animada en la que no falten bares y restaurantes.

Dónde dormir en Siem Reap

Os voy a contar en que barrios podéis dormir en Siem Reap. Tened en cuenta que en cualquiera de ellos, sea de la categoría que sea, los precios van a variar siendo mucho más económicos en cualquier establecimiento durante la temporada baja (de abril a octubre). Y recordar que la mayoría de los hoteles de esta ciudad incluyen el transporte desde el aeropuerto o la estación de autobuses hasta el establecimiento.

Psar Chaa y Pub Street

Para aquellos que busquen estar cerca de la fiesta, los restaurantes y los locales de moda, este es el barrio en el que deben alojarse. Todo el que visita Siem Reap pasa al menos una vez por este barrio en busca de un lugar para comer. Es sin duda animado, pero también muy ruidoso. Demasiado ir y venir de gente, locales que se empeñan en poner la música más alta que el vecino y un trasiego constante de tuk tuk empeñados en llevarte a cualquier lugar o negociar la excursión a Angkor para el día siguiente.

Si a pesar de todo os apetece alojaros cerca de la zona más bulliciosa de Siem Reap, un opción bastante atractiva es el Steung Siemreap Hotel. Cerca del jaleo pero sin estar en todo el meollo de la acción.

Sivatha Street (zona occidental)

Si bien esta larga y ruidosa calle, en la que comienza Pub Street, es ruidosa y con mucho tráfico, su zona occidental es muy tranquila. Basta alejarse una par de calles hacia el interior para empezar a encontrar agradables hoteles boutique, pequeños cafés y tranquilos restaurantes. Aquí no llegan el ruido ni la música de Pub Street y sin embargo en solo 10 minutos de paseo uno puede estar metido de lleno en la fiesta.

Nosotros elegimos este barrio para dormir en Siem Reap. Luego os hablaré de él. Pero os dejo otra recomendación por si buscáis un establecimiento a buen precio y con todas las comodidades: Glow Inn Siem Reap.

Zona del río

En esta parte de la ciudad se pueden encontrar algunos de los hoteles más lujosos para dormir en Siem Reap. Sobre todo, cerca de la zona de los Jardines Reales. Pero no hace falta gastarse un montón de dólares para estar alojada en esta tranquila y agradable zona de Siem Reap. Cerca del río, en la parte oriental del mismo, hay bonitos hoteles boutique en las mismas calles que se pueden encontrar algunos de los restaurantes más elegantes de la ciudad. En esa zona estarían estos hoteles que seguro convencen a más de uno para dormir en Siem Reap:

Para aquellos que quieran darse el capricho de dormir en Siem Reap rodeados de todo el lujo asiático, también encontraran ese tipo de hoteles en esta parte de la ciudad. Victoria Angkor Resort & Spa es un elegante hotel colonial ubicado justo frente a los Jardines Reales.

Avenida Charles de Gaulle

Aquellos viajeros que prefieran estar algo más cerca de Angkor Wat (aunque no tanto como les gustaría, estoy segura) y evitarse cada día el tráfico para dejar atrás el centro de la ciudad, una buena idea para dormir en Siem Reap serán los hoteles en la Avenida Charles de Gaulle, al final de la cual está el recinto del templo más famoso de Camboya.

Quienes tengan un presupuesto limitado pero no quieran privarse de una piscina en el alojamiento, seguro que Shining Angkor Apartment Hotel  les gusta si deciden dormir en esta zona de Siem Reap. Y para aquellos viajeros que prefieran la garantía de un reconocida cadena hotelera, seguro que encuentran en Le Méridien Angkor el hotel perfecto. Lo malo de este hotel es que sus jardines y piscina son tan agradables que debe dar pena salir de ellos.

Dormir en Siem Reap cerca del aeropuerto

Para mi esta ubicación no tiene a favor. Ni tan siquiera un vuelo demasiado temprano compensa estar tan lejos del centro. Pero como hay gustos y necesidades de todo tipo, sabed que a lo largo de la Nacional 6 (es la carretera del aeropuerto) podéis encontrar bastante establecimientos para dormir en Siem Reap. Uno de los más atractivos, con jardines y piscina  es La Palmeraie D’angkor. Está decorado con mucho estilo y el precio es de gama media, aunque puede ser un poco alto teniendo en cuenta su ubicación.

Dormir en Siem Reap: Secondfold Residence

Tras mirar una y mil veces las decenas de opciones para dormir en Siem Reap, me terminé decantando por el Secondfold Residence. Un hotel boutique en la zona occidental de Sivatha Street. Fue complicado elegir, la verdad, porque había muchos que reunían las características que me gustan en un hotel. Pero al final la ubicación y el precio de éste hicieron que fueran el elegido.

DORMIR EN SIEM REAP

Ubicación

Muy cerca del mercado nocturno, de la zona de Pub Street e incluso del río pero en una calle tan tranquila que al caer la noche a alguno le podría dar hasta un poco de reparo pasear por ella. Pero no hay razón para ello. Cerca hay algunos restaurantes y muchos otro pequeños hoteles, para mi su ubicación es perfecta para disfrutar de las cosas que hacer en Siem Reap.

Habitaciones

Al reservar la habitación, el precio me parecía tan bueno, que no puede resistir a elegir una habitación superior. Nos asignaron una en el último piso con una gran terraza con vistas al interior, a los jardines y la piscina. La estancia tenía una gran entrada con un gran escritorio, armario y otro muebles. Separada por unos escalones, la zona del dormitorio. No faltaba una de esas camas enormes y confortables y una agradable zona de lectura.

DORMIR EN SIEM REAP

La habitación era muy luminosa, pues toda la pared eran ventanas. La decoración me pareció sencilla pero con bonitos detalles, aunque los muebles, probablemente debido a la humedad y al mal uso que muchos clientes dan al mobiliario cuando están fuera de casa, estaban pidiendo algún cambio.

En cuanto al baño, enorme y luminoso. No faltaban amenities pero si faltaba algo que para mi es fundamental en un baño y que ya eché en falta cuando viajamos a Lovaina, en Bélgica: una puerta. Por muy escondido que esté el inodoro, a mi me parece que la puerta en un baño es fundamental. Aunque el lavabo o la ducha no la tengan y sea una zona más abierta, el inodoro debería estar siempre cerradito para dar toda la privacidad necesario en ciertos momentos.

DORMIR EN SIEM REAP

Desayuno

El desayuno se servía cada día bien junto a la piscina o en un agradable comedor decorado con mucho estilo. Una parte del desayuno se hacía a la carta. Podías elegir entre el desayuno continental o el asiático, además de un puñado de otras combinaciones.

DORMIR EN SIEM REAP

Además de eso, en el comedor había un buffet con fruta, panes, bollería y distintas mermeladas.

DORMIR EN SIEM REAP

Dormir en Siem Reap: lo mejor del Secondfold Residence

  • La ubicación, por su tranquilidad estando cerca de zonas más animadas.
  • El personal muy atento en todo en momento y sobre todo muy correcto en el trato.
  • La amplitud de la habitación y la comodidad de la cama.
  • El desayuno, más por la calidad que por la variedad.
  • La piscina, aunque la verdad es que no tuvimos tiempo de darnos un baño en ella.
  • El Wi-Fi funcionaba perfectamente en todo el hotel.
  • Admiten tarjeta de crédito como medio de pago sin ningún recargo.
  • Precio: por tres noches pagamos 172 €.

DORMIR EN SIEM REAP

Pero no todo fue tan bueno como nos hubiera gustado:

  • El aislamiento lumínico, para mi muy importante, estaba bien resuelto en las ventanas. Pero al no haber puerta en el baño, por ese hueco entraba la luz en cuanto amanecía.
  • Por supuesto, no nos gustó la falta de puerta en el baño.
  • La limpieza en general estaba bien, pero siempre hay detalles como recordar lavar los cojines o algunos complementos.

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Scroll Up