Gaillac y su Festival de Linternas

por Cristina

Cuando uno lleva ya un poquito de mundo a la espalda llega un momento en el que ver algo y que le sorprenda de verdad es bastante complicado. Eso es lo que me pasa a mi, llego a lugares nuevos que me pueden gustar más o menos, pero ya es difícil que un lugar me deje de verdad con la boca abierta. Por eso, cuando visitas un pueblo del que ni habías oído hablar y allí te encuentras con un evento cómo el Festival de Linternas de Gaillac, las sorpresa es mayúscula.

Gaillac, Festival de linternasLa verdad es que al comenzar a preparar nuestro viaje a Occitania en busca de la Navidad tenía tres lugares de visita obligada: Toulouse, Albi y Carcassone. En ruta entre uno y otro podíamos permitirnos conocer otros lugares. Y así fue como Castres y Gaillac entraron en juego. El primero por su mercado de Navidad, el más grande del sur de Francia. El segundo, por su Festival de Linternas. De éste es de lo que os voy a hablar en este post. Espero ser capaz de animaros a visitar esta pequeña localidad y conocer uno de los eventos navideños más destacados de Francia.

¿Dónde está Gaillac?

Gaillac está en el departamento de Tarn, en la región de Occitania. Menos de 60 kilómetros le separan de Toulouse, la ciudad rosa. Y tan sólo está a 27 kilómetros de otra de las ciudades más atractivas del sur de Francia: Albi.

Cómo llegar a Gaillac

Nosotros alquilamos un coche para hacer nuestra ruta por Occitania. Es sin duda la mejor forma de llegar a Gaillac, pero no la única. Si queréis conocer esta localidad y llegar a ella en transporte público podréis hacerlo sin problema.

  • Desde Albi se puede llegar en TER (trenes regionales) a Gaillac en menos de 20 minutos. La estación está a 500 metros del centro de la ciudad.
  • Para llegar a Gaillac desde Toulouse, también lo podréis hacer en TER. El tren sale de la estación Matabiau y el trayecto dura unos 45 minutos.

Qué ver en Gaillac

Aunque el motivo de nuestra parada en Gaillac era conocer el Festival de Linternas, también pudimos dar una vuelta por la ciudad y descubrir algunos de los lugares que ver en ella. Es cierto que llegamos a primera hora de la tarde, y en invierno eso significa que a las seis de la tarde es de noche. Tuvimos la suerte de poder contemplar la ciudad bañada por los últimos rayos de sol y esos nos regaló algunas bonitas estampas de Gaillac.

gaillacEntre los lugares que ver en Gaillac, sin duda lo más destacado se encuentra junto al río Tarn.

  • Abadía de Saint-Michel. Fue en el siglo X cuando el obispo de Albi pidió a los monjes benedictinos la construcción de una abadía en Gaillac. Estos monjes también se dedicaron a trabajar el campo y los viñedos, lo que dio prosperidad a la población y fue el comienzo de una actividad que ha llegado hasta nuestros días haciendo de Gaillac un importante centro vitícola. La Abadía quedó destruida en la Guerra de los Cien Años, fue reconstruida entre los siglos XVI y XVII. Pero con la Revolución Francesa, su actividad eclesiástica cesó para siempre. Dentro de la iglesia merece la pena fijarse en el precioso púlpito, con los cuatro evangelistas tallados como base.

Abadía de Gaillac

  • Museo del Vino de Gaillac. Este museo se puede visitar en el interior de la Abadía de Saint- Michel. A través de cuadros, fotografías, mosaicos y utensilios propios de la vendimia se descubren los orígenes y la historia del vino de Gaillac, una de las localidades francesas con mayor tradición vinícola.
  • Puente sobre el rio Tarn. Este puente ofrece una de esas vistas para recordar. Caminando por él hacia Gaillac, a la derecha se puede ver la abadía y su reflejo en el agua. A la izquierda, los tejados y las casas de entramado que suben hacia el centro del pueblo. Sin duda, un lugar del que disfrutar en esta pequeña ciudad de Occitania.

GaillacTambién merece la pena dar una vuelta por el centro histórico de Gaillac. En sus calles y plazas se pueden algunas casas con entramado de madera. Uno de los lugares más atractivos de la ciudad (nosotros sólo lo vimos de noche) es la Place du Griffoul. Allí está el mercado cubierto construido en 1840 junto a una atractiva casa medieval.

Gaillac

Festival de Linternas de Gaillac

La primera pregunta que me hice al saber de la existencia de este Festival de Linternas Chinas fue por qué organizar este evento en un ciudad tan pequeña como Gaillac. Con sus 12.000 habitantes, no se trata de un lugar que suela estar en las rutas turísticas, y estoy casi segura de que pocos de vosotros habíais oído hablar de ella.

Este festival nació en China, en la milenaria ciudad de Zigong, y fue en 2017, tras pasar por Toronto, Dallas y Singapur, cuando el Festival de Linternas llegó a Gaillac. Quiso la casualidad que ese año fuera el año del gallo en el horóscopo chino, animal que es el símbolo de Francia y de Gaillac. Al parecer, eso fue lo que propició que la ciudad china y la francesa se hermanaran. Desde entonces y ya por tres años, la ciudad francesa organiza este Festival de Linternas que atrae a miles de turistas.

Para montar todo este evento ha sido necesario el trabajo de 90 artesanos, pintores y modistas especializados en metal que han llegado directamente de Sichuan.

festival de linternas de Gaillac

Festival de Linternas 2019/2020

En cada una de las ediciones de este Festival de Linternas de Gaillac se han podido ver diferentes composiciones y lámparas repartidas en los tres niveles en los que se divide el Parc de Foucaud. Este año nada menos que 1.500 faroles gigantes forrados con seda llevan a los visitantes a recorrer distintas provincias de China, a ver un rincón dedicado a Gaillac y a su tradición vinícola o a pasear entre animales de la selva africana y dinosaurios.

GaillacDesde la misma entrada al parque ya comienza el espectáculo con su puerta monumental. Una vez dentro encontramos paseos iluminados con lámparas chinas, un bosque de pandas, tradicionales máscaras, pagodas, carrozas, y cómo no, figuras humanas ataviadas con trajes típicos. Por todo el parque suena música china que sirve para trasladar al visitante hasta el país asiático del que provienen estas lámparas.

GaillacUn gran dragón de 70 metros es una de las lámparas más impresionantes. También hay dragones en las puertas de la reproducción de la Gran Muralla. Pero si entre todo hay algo que este año destaca es una figura de un Buda sentado de 18 metros de altura acompañado de paisaje montañoso que se extiende a lo largo de 75 metros. Esta composición de lámparas es una réplica de una de las maravillas de Sichuan, provincia a la que pertenece Zigong, cuna del arte ancestral de la linternas chinas.

Gaillac Festival de LinternasMuy cerca del gran Buda hay un bonita composición que gira en torno a una enorme tetera de porcelana china que parece estar vertiendo té en una taza. Sin duda uno de los rincones más bonitos de este festival de Gaillac.

Festival de Linternas, GaillacOs decía que el Parc de Foucaud se divide en tres niveles y todo lo relacionado con Sichuan se encuentra en el superior. En el siguiente hay dos zonas diferencias. En una de ellas se rinde homenaje al patrimonio y a los viñedos de Gaillac. A pocos metros está la zona en la que los artesanos de Sichuan elaboran sus creaciones. Y muy cerca, el escenario en el que cada noche disfrutar de las actuaciones de los acróbatas chinos que hacen las delicias de los visitantes.

Gaillac, Festival de LinternasEn el último nivel es dónde uno se encuentra sin esperarlo con enormes lámparas que representar diferentes dinosaurios. De repente puede parecer raro, pero os aseguro que tiene su razón de ser: el Museo paleontológico de Zigong es uno de los tres museos más grandes del mundo dedicado a este tema y forma parte junto al Museo de Linternas Chinas y el Museo de Historia de la Sal de la red mundial de Geoparques. ¿A qué ahora todo encaja?

Festival de Linternas de gaillac

Información práctica

El Festival de Linternas de Gaillac se puede ver en el Parc de Foucaud, un parque de estilo italiano y apreciado por albergar más de 400 árboles, algunos de ellos centenarios. Construido en terrazas, en su interior hay una palacete hoy convertido en Museo de Bellas Artes. En las praderas y alrededor de fuentes y estanques se instalan las linternas creando diferentes composiciones escénicas en un espacio de 4 hectáreas.

Festival de Linternas de Gaillac

Fechas  y horarios

Este festival de linternas chinas abre sus puertas del 1 de diciembre de 2019 al 31 de enero de 2020. Son los dos meses más oscuros del año, y sin duda, para poder disfrutar de este espectáculo, hace falta que el cielo este lo más negro posible.

Durante las semanas que se celebra el Festival de Linternas de Gaillac éste abre sus puertas todos los días de 18:00 a 23:00 horas. Aunque durante el día haya lucido el sol y el clima haya sido agradable al caer la noche hay que abrigarse bien si no se quiere terminar tiritando de frío.

Tarifas

Algo que se debe tener en cuenta es que la taquilla no está en el Parc de Foucaud. Allí hay que llegar ya con la entrada que se puede comprar en línea o bien en la taquilla de Espace Culture 80 en Place Hautpoul. Esa taquilla está abierta todos los días:

  • Lunes a jueves de 9:00 a 12:30 horas y de 13:30 a 21:30 horas.
  • Viernes a sábado de 9:00 a 12:30 horas y de 13:30 a 22:00 horas.
  • Domingo de 13:30 a 22:00 horas.

Hay dos tipos de tarifa: con y sin fecha. Es importante recordar que para el sábado sólo son válidas las entradas fechadas. Los precios son los siguientes (tarifas 2019/2020):

  • Entrada con fecha
    • Adultos: 16 €.
    • Adolescentes (entre 11 y 18 años) y discapacitados: 13 €.
    • Niños menores de 11 años: entrada gratuita.
  • Entrada sin fecha
    • Adultos: 20 €.
    • Adolescentes (entre 11 y 18 años) y discapacitados: 15 €.
    • Niños menores de 11 años: entrada gratuita.

Para los grupos hay descuentos sobre todas las tarifas.

Cómo llegar al Festival de Linternas

Una vez en Gaillac llegar al Festival de Linternas caminando es sencillo pues está muy cerca del centro de la ciudad. Desde la Place de la Libération se prepara un camino totalmente peatonal por el centro de Gaillac, iluminado y que pasa por algunos de los rincones más bonitos del centro. Es bastante largo si tenemos en cuenta que desde esa misma plaza se puede caminar directamente hacia el Parc de Foucaud por el Boulevard Gambetta.

Gaillac, Festival de Linternas

El problema se puede tener si se llega en coche a la ciudad, sobre todo en fin de semana. Los alrededores del Parc de Foucaud se cierran al tráfico y las plazas de aparcamiento en las calles cercanas son pocas. Es por ello que se habilitan varios aparcamientos a algo más de 2 kilómetros de Gaillac. Hay lanzaderas gratuitas en ambos sentidos que comunican esos aparcamientos con la ciudad y que pasan con una frecuencia de entre 10/15 minutos.

Comer en el Festival

No se puede acceder al parque para visitar el Festival de Linternas con comida. En el interior hay varios puestos de comida para llevar en los que comprar algo ligero o alguna bebida. Pero no hay mesas ni sillas, por lo que hay que comerlo mientras se visita el parque o bien sentarse en alguna escalera. La verdad es que hace tanto frío que lo mejor es visitar el festival antes o después de cenar fuera del recinto sentado en algún sitio que haga algo más de calor.

Dónde dormir en Gaillac

A 6 kilómetros de Gaillac se encuentran los viñedos del Château de Tauzies, un edificio construido a mediados del siglo XIX que ha sido reformado con mucho acierto, siendo un hotel en el que se mezclan elementos del château original con todas las comodidades del siglo XXI.

Las habitaciones de este bonito hotel son amplias y luminosas. Cuentan con una pequeña cocina y una zona de estar con sofá que se puede convertir en cama doble si se alojan cuatro huéspedes en la misma habitación. En ellas, además de la cuidada decoración, destaca la limpieza y la calidad de la ropa de cama, de baño y de las amenities.

No es un alojamiento económico, pero creo que merece la pena darse el capricho de dormir en un lugar cómo éste, con un entorno privilegiado, mucha tranquilidad y encanto en cada rincón del hotel.

Dormir en Gaillac

Comer en Gaillac

Nosotros no nos animamos a cenar en el Parc de Foucaud. Demasiado frío y humedad. Por ello regresamos al centro de la ciudad, a la Place de la Libération. Allí cada mes de diciembre se monta el Mercado de Navidad de Gaillac, con puesto de comida y gran noria. Una buena idea para comer cuando el sol aún calienta, pero nosotros queríamos librarnos de guantes y bufandas y sentarnos a cenar en un lugar cálido. Siguiendo recomendaciones de los lugareños terminamos cenando en Vigne en foule, una agradable local en la misma Place de la Libération.

Nos ofrecieron un menú con entrada, principal y postre por 32 €. Precios al nivel de Francia y aunque nos atendieron bien creo que los platos que llegaron a nuestra mesa no estaban a la altura de lo que pagamos por ello.  Crema de champiñones y carne estofada para Arturo y una extraña ensalada de remolacha y salmón para mi. Nada estaba malo, pero la presentación dejaba mucho que desear (Master Chef está haciendo mucho daño en las mesas españolas jejejeje) sobre todo el postre, un plato con kiwi, galleta y nata. Ni un niño lo haría tan mal.

Eso sí, si os gusta el vino al menos podréis elegir entre los que guardan en su amplia bodega. Y si sois más de cerveza, seguro que os apetece probar alguna artesanal por el módico precio de 4 €.

Comer en Gaillac

Esto es todo lo que os puedo contar sobre Gaillac, una pequeña localidad que sin duda nos resulto una agradable parada en nuestro viaje por Occitania. Os animo para que este año, si estáis por la zona antes del 31 de enero, la visitéis para conocer el fabuloso Festival de Linternas. Seguro que no os deja indiferentes.

Quizás también te interese

7 comentarios

Mireia 3 enero, 2020 - 11:29 am

Que bonito! Me lo apunto para ir la navidad del año que viene.

Reply
Cristina 3 enero, 2020 - 12:23 pm

La verdad es que es una maravilla y no sé cómo no había oído hablar de este festival que ya lleva tres años repitiendo éxitos.

Reply
jordi 9 enero, 2020 - 1:50 pm

La verdad es que nunca había oído hablar de este festival de linternas y por momentos parece que te traslade a la mismísima China. También está bonita esta Abadía de Saint-Michel. Desde luego, todo el sur de Francia da para mucho, de manera que no creo que tarde mucho en regresar para allá.

Reply
Cristina 9 enero, 2020 - 4:34 pm

El festival de las linternas es una maravilla, ojalá pudiera estar durante todo el año!

Reply
alvientooo 10 enero, 2020 - 4:58 pm

Creo que me lo apunto para ir en primavera. La idea de navidad es perfecta pero me ha encantado este pueblo que no conocía. ME encantan los pueblos pequeños y este me ha gustado mucho. La foto junto al rio me ha recordado a Amarante en Portugal. El hotel es una chulada y veo que lo habéis pasado genial disfrutando de la gastronomía.

Reply
A mamá le gusta viajar 17 enero, 2020 - 2:07 pm

Desconocía completamente este festival. Aunque cualquier excusa es buena para acercarme a los pueblecitos franceses por los que tenemos auténtica debilidad.
Es un poco complejo que no vendan las entradas un situ, pero bueno, sabiéndolo… ¿Cobran también en los parkings que habilitan?
Gracias

Reply
Cristina 18 enero, 2020 - 11:05 am

Nooooo, los parking son tan gratuitos como los autobuses que llevan al centro 🙂

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up