Mis viajes en 2019: un año, tres continentes

by Cristina
que ver en Cartagena de Indias, Colombia

Al final de cada año hacemos recuento de muchas cosas, entre ellas las de los viajes y los lugares visitados en los últimos meses. Este año os dejo, cómo en los anteriores, un resumen viajero del año que acaba. Lugares nuevos que he conocido y alguno al que he regresado después de muchos años o en menos tiempo del que hubiera podido imaginar. Me encantará leer en los comentarios cuáles han sido vuestros viajes en 2019 y que destino ha sido vuestro favorito. Ese que recomendarías a todo el que os pregunte.

Mis viajes en 2019: Europa, Asia, América

Febrero – Italia

Empecé el año regresando a Italia. Fue un viaje con amigas a una zona de Toscana poco turística: Valdera. Allí disfrutamos de un largo fin de semana recorriendo algunos pueblos, descubriendo el mundo de la trufa, probando los mejores licores que se fabrican en esta parte de Italia y degustando la mejor gastronomía del país. Porque si algo hicimos que siempre recordaremos, además de reír mucho y compartir muchas confidencias, fue comer. Todas volvimos a casa con algún kilo de más así cómo bonitos recuerdos de nuestra visita al Museo Piaggio en Pontedera y de los paseos por Lari, una de las localidades más bonitas que ver en Valdera.

que hacer en Valdera, Toscana

Marzo – Colombia

Con la llegada de marzo subimos a un avión para cruzar el charco. Nuestro destino era Colombia, un país que despierta cierta alerta solo con ser mencionado y que nos sorprendió gratamente. Pensábamos encontrar increíbles playas caribeñas y de lo que de verdad disfrutamos fue de un país con una gran riqueza natural y cultural. Es cierto que entre los lugares que ver en Colombia no hay un monumento emblemático cómo en tantos países.

En su lugar pudimos visitar pequeñas y encantadoras ciudades coloniales como Barichara o Villa de Leyva; paseamos entre las altas palmas de cera del Valle de Cocora; conocimos la realidad de las grandes ciudades colombianas visitando los lugares que ver en Medellín y que ver en Bogotá. También en esas ciudades nos acercamos al arte de Botero, uno de los colombianos más internacionales. Y por supuesto dedicamos un par de días a descubrir todo lo que se puede ver en Cartagena de Indias, la ciudad más famosa y bella de Colombia.

Cartagena de Indias

Mayo – Viena

Si el año pasado en mayo viajé con mis padres a París. Este año, en el mismo mes, nos hemos ido a Viena. La elección de esta ciudad fue sobre todo porque mi madre quería conocer los lugares en los que vivió la emperatriz Sissí en la capital austriaca y de la que las películas de su juventud habían mostrado como una joven que realmente poco tenía que ver con la mujer que reinó en la corte vienesa.

No solo visitamos el Palacio Schönbrunn, la residencia imperial más bonita de Austria. También recorrimos los parques más bellos de Viena, los museos más interesantes, las calles del centro, buscamos a Klimt en el Palacio Belvedere y otros muchos lugares de la ciudad, merendamos tarta Sacher y nos fuimos a probar los vinos vienes a Grinzing, un pintoresco barrio a las afueras de Viena.

Palacio Belvedere

Junio – Huelva

Con junio llegó el momento de coger el coche y poner rumbo al sur para conocer Aracena. Allí disfrutamos de la mejor gastronomía andaluza con el cerdo ibérico cómo protagonista. Dormimos en uno de los hoteles más bonitos de Andalucia: el Hotel Convento de Aracena. Nos subimos a unas bicicletas para recorrer las dehesas que rodean esta población de casas encaladas, entramos en la Gruta de las Maravillas (visita imprescindible en esta parte de la Sierra de Aracena) y vimos la localidad desde los miradores del castillo que domina Aracena. Fueron tres días que nos dieron la oportunidad también de conocer otros pueblos ubicados en las estribaciones de Sierra Morena cómo Almonaster la Real o Linares de la Sierra.

Que ver en la Sierra de Aracena

Septiembre – Cádiz

Después de un verano en Madrid, llegó septiembre y nos marchamos unos días a Cádiz. Yo había estado en esta provincia con mi familia, siendo niña, cuando las playas de Tarifa aún no eran uno de esos lugares frecuentados por los amantes del windsurf. Este año nos reunimos con mi hermano en La Barrosa, una playa perteneciente a Chiclana. Disfrutamos de los impresionantes arenales gaditanos y visitamos dos de los pueblos más bonitos de esa parte de la provincia: Vejer de la Frontera y Medina Sidonia. También nos acercamos a la Playa de Bolonia, allí pudimos ver los restos de la ciudad romana construida junto al mar y de la impresionante duna rodeada de un mar de pinos.

Septiembre – Sevilla

Hacía años que no visitaba Sevilla, y este año hemos encontrado la excusa perfecta para regresar a la ciudad andaluza: en ella han comenzado los eventos para conmemorar el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. A los tradicionales atractivos sevillanos cómo la Giralda, el Alcázar o la Plaza de España se suman ahora exposiciones y diversas actividades relacionadas con aquel primer viaje que llevó a Magallanes y a Elcano a dar al vuelta al mundo en la búsqueda de una nueva ruta de las especias.

plaza de españa de sevilla

Octubre – Nantes

En octubre me marché con mi amiga Cris a Francia. Visitamos en esta ocasión Nantes, una de las ciudades cuyo castillo forma parte de la ruta de los Castillos del Loira. Allí descubrimos una singular ciudad que merece la pena recorrer siguiendo su «línea verde». Una línea que recorre Nantes pasando por todos los lugares de interés. Desde impresionantes iglesias cómo su Catedral a calles medievales o agradables plazas. Entre los lugares que ver en Nantes no faltan los museos ni parques en los que las esculturas son tan importantes cómo la flora. No hay que olvidar el Loira y su isla, allí se encuentra una de las grandes atracciones de la ciudad: el elefante de Nantes y el mundo de seres fantásticos de Les Machines de l’île.

Noviembre – Camboya y Laos

El viaje más esperado del año llegó en noviembre. Regresamos a Asia para visitar en 15 días dos países: Camboya y Laos. Fue uno de esos viajes que me costó organizar, empecé pensando en viajar sólo a Camboya, luego lo cambié por Laos y al final decidí quedarme con los dos para conocer algunos lugares de cada uno de ellos. Empezamos por los templos de Angkor para continuar el viaje conociendo la capital camboyana. Desde allí saltamos a Laos y disfrutamos muchísimo de Vientiane, Luang Prabang y Vang Vieng. En esta última cumplí uno de mis sueños: volar en globo. Sin duda una actividad que aún se puede hacer en Laos sin sentir que el precio es desorbitado.

Laos, Vang Vieng

Diciembre – Francia

Para terminar el año he regresado a Francia, en esta ocasión con Arturo. Ha sido un viaje en busca de la Navidad por la región de Occitania, al sur del país. Comenzamos el viaje por Toulouse, la ciudad rosa francesa, para continuar ruta hacia Albi y Carcassone, dos de las ciudades más turísticas de nuestro país vecino. También incluimos en la ruta dos localidades menos conocidas y que nos han sorprendido gratamente: Castres y Gaillac. En la primera pudimos visitar el Mercado de Navidad más grande del sur de Francia y en la segunda disfrutamos cómo niños en el Festival de Linternas, un evento que se cuenta entre las grandes atracciones francesas en Navidad.

Festival de Linternas, GaillacCreo que 2019 ha sido un buen año con viajes de todo tipo: en familia, en pareja, con amigas. He disfrutado de cultura y gastronomía, de paisajes y monumentos impresionantes. He conocido ciudades que me han sorprendido por su belleza, otras por su tranquilidad y algunas por su riqueza arquitectónica. Si de entre todos los lugares a los que he viajado este año que acaba tuviera que recomendar alguno, creo que sería Laos. Sin por ello menospreciar al resto, porque cualquiera de mis viajes de 2019 me han dejado un montón de momentos especiales de esos que si te quedas en casa nunca tendrás.

Un abrazo a todos, espero vuestras recomendaciones viajeras para 2020 y desde aquí os deseo un muy FELIZ AÑO NUEVO.

You may also like

Dejar un comentario

Scroll Up