Qué ver en Medellín (mucho más que Narcos)

Es muy probable que si estás organizando un viaje a Colombia dudes si visitar o no Medellín. Muchos han ubicado esta ciudad en el mapa colombiano tras la emisión de la exitosa serie “Narcos”. Otros ya la tendrían localizada desde los tiempos de Pablo Escobar y el cartel de Medellín. Pero esta ciudad de Antioquía es mucho más que eso. Hay varios lugares que ver en Medellín que hacen que merezca la pena visitarla.

Medellín, conocida como la ciudad de la eterna primavera, se ubica en un estrecho valle en el que se ha urbanizado hasta lo más alto de los picos que lo rodean. No es ciudad bonita pero sin duda es una ciudad de contrastes. De barrios reinventados cubiertos de graffitis. De parques llenos de esculturas de Botero. Y de zonas residenciales donde la gente adinerada parece vivir ajena a la otra realidad de su ciudad.

que ver en medellín

En Medellín se ven muy cerca una de otra las dos caras de la vida en Colombia. Esa vida de las grandes ciudades en la que conviven las urbanizaciones de lujo con las chabolas de los barrios deprimidos. Éstos últimos tiñen de marrón las laderas de las colinas de Medellín con el color de sus casas. Son barrios pobres que hasta hace pocos años vivían aislados de la ciudad pues no había forma de llegar a ellos. Ahora, gracias al Metrocable, la gente que vive en esos barrios puede dejarlos atrás para ir cada día al trabajo o la escuela.

Lejos de esos barrios hay otros acomodados. Allí hay rascacielos, apartamentos de lujo y calles a las que se abren los bares de copas de moda. Dos mundos que a veces se encuentran pero que evitan tocarse. Por uno circulan los mejores coches y los colombianos visten a la última. En el otro, se ponen lo que pueden y sus pies son los que les llevan de un lugar a otro.

Qué ver en Medellín en un día

Para conocer lo que hay que ver en Medellín hay que pasar al menos un día completo en ella. Merece la pena pasar alguna noche más para así poder hacer alguna excursión a los alrededores. Una de las más populares es la que va a Guatapé y la Piedra del Peñol. Otra opción, para mí más atractiva gracias al poco turismo que llega allí, es ir hasta Santa Fe de Antioquía. Ambas se pueden en hacer en un día, saliendo por la mañana y volviendo a Medellín al caer la tarde.

Ahora vamos a centrarnos en una ciudad ligada para siempre a Pablo Escobar. Tanto que hasta se ofrecen circuitos guiados por Medellín tras los pasos de este personaje. Os dejo ese dato por si os interesa, yo no lo hice por lo que no voy a incluirlo en la lista de cosas que ver en Medellín.

Comuna 13

Antes os hablaba de las barriadas de Medellín. Esas marrones y tristes. Nos son lugares para visitar ni que ver en Medellín, pero entre todas ellas existe una excepción: la Comuna 13. Hasta hace poco era tan poco recomendable visitar este barrio como cualquiera otra de las barriadas marginales de la ciudad. Hoy sin embargo es una de las principales atracciones turísticas que ver en Medellín.

Este cambio se debe sin duda a la capacidad de reinventarse que han tenido los habitantes de esta comuna. Aquí ya no hay calles tristes, sucias y oscuras. Las paredes ahora están cubiertas de alegres graffitis, hay artesanos que venden sus obras y sencillos bares sacan sus mesas a la calle.

que ver en Medellín

La Comuna 13 es un barrio de gente obrera y humilde. Siguen poniendo su ropa a secar sobre los tejados de uralita de sus casas y se peinan en los balcones mientras observan a los turistas que invaden cada día su barrio, ese al que antes nadie quería ir.

El mayor atractivo de esta comuna son sus interesantes graffitis. Desde que se llega a la primera calle que forma parte de la comuna ya se pueden ver pinturas decorando muros o escaleras. Pero hay que continuar hacia arriba, en busca de los seis tramos de escaleras mecánicas que suben por la ladera sobre la que está construida esta barriada. A su alrededor todo son murales, graffitis, tiendas de recuerdos y casas de comida. Lo mejor es subir por esas escaleras y bajar caminando. Y una vez arriba pasear por una calle en el que se pueden ver algunos de los murales más impresionantes de la Comuna 13 y que lleva hasta un mirador sobre la ciudad.

que ver en Medellín

Si tenéis tiempo e interés por conocer a fondo la historia de este barrio podéis sumaros a alguno de los circuitos guiados por la comuna. En caso contrario se puede recorrer por libre sin ningún problema. Os podréis parar a hacer fotos, ver a los jóvenes bailar en la calle o sentaros a tomar una michelada en alguno de los locales del barrio. Aprovechad para hacerlo porque no vais a encontrar otro lugar en el que estaba bebida a base de cerveza, zumo de limón y sal sea tan barata (3.000 COP).

que ver en medellín

Cómo llegar a la Comuna 13

Para llegar a este barrio que ver en Medellín lo más rápido y barato es hacerlo en metro aprovechando que esta es la única ciudad de Colombia con este medio de transporte. La estación a la que tenéis que llegar es San Javier y el precio del billete 2.550 COP. En la puerta de la misma paran los autobuses que van a la comuna (221i y 225i). Si no queréis esperar podéis también subir a un taxi (siempre con taxímetro) que os llevará a la entrada del barrio. La carrera mínima es de 5.500 COP, y aunque en ese trayecto no se alcanza ese importe tendréis que pagar ese importe.

Metrocable

Aunque realmente es un medio de transporte y no una atracción, merece la pena subirse a él. Da la oportunidad de ver de una forma segura las barriadas de Medellín. El Metrocable pasa sobre ellas y permite ver cómo las casas van cambiando de aspecto. Primero hay algunos edificios. Luego casas de ladrillo… Y poco a poco todo lo que se ve bajo tus pies son casas de madera con tejados de chapa.

Es una imagen muy impactante. Casas que se apiñan alrededor de estrechas calles por las que todo lo que puede circular es una bicicleta. No son barrios turísticos, al menos el de La Aurora que fue al que nosotros nos dirigimos. Nos insistieron en no bajar para recorrer el barrio. En que nos conformásemos con verlo desde la seguridad de este teleférico que sobrevuela Medellín. Todo lo que nos permitimos fue bajar en una parada intermedia y desde la propia estación del Metrocable ver parte del barrio bajo nosotros.

Puede que para muchos esto no tenga interés. Para aquellos que queráis ver la cara menos amable de Medellín, deciros que podéis hacerlo comprando un billete combinado con el de metro. Hay varias líneas que suben por las laderas que rodean la ciudad. En nuestro caso elegimos la que sale desde la estación de San Javier. De ese modo aprovechamos la misma ruta para ver la Comuna 13 y el viaje en Metrocable.

Viaje a Colombia, Metrocable de Medellín

Cerro Nutibara

Había leído en algún lugar que el Cerro Nutibara y su Pueblito Paisa era lo más bonito que ver en Medellín. Así que no íbamos a quedarnos sin verlo. Y confieso que fue una auténtica decepción. Igual se debió a que un taxista nos llevó desde la Comuna 13 a lo que se suponía era el Cerro Nutibara, pero que terminó siendo el Cerro Volador. Un parque lleno de mariposas en libertad frecuentado por los habitantes de la ciudad, pero que no era lo que nosotros queríamos ver. Eso nos supuso no solo un gasto extra al tener que pagar otro taxi hasta nuestro destino real. También una pérdida de tiempo porque la subida a ese cerro es a pie desde el punto al que llegan los coches. Y no nos dimos cuenta del error hasta que estuvimos arriba.

Eso me puso de mal humor, algo que seguramente empañó en parte nuestro paso por el Pueblito Paisa. Pero si lo pienso fríamente creo que la verdad es que ese lugar no merece demasiado la pena. Se trata de una recreación de lo que sería un pueblo de Antioquía. Una plaza, tres de sus laterales con construcciones ocupadas por tiendas y restaurantes, una iglesia,… Solo mereció la pena visitar la casita paisa y leer las explicaciones sobre el uso de cada estancia y de algunos utensilios. Nada más.

Es un lugar muy turístico y al ir allí en domingo lo encontramos lleno de gente. En la parte baja del pueblito hay una zona de merendero, con muchos locales que sacan sus mesas bajo los árboles del cerro y estaba todo hasta arriba de gente. Tanto que ni quise buscar el mirador sobre Medellín. Ya habíamos visto la ciudad de día y de noche desde otros puntos, lo único que quería era salir de allí y continuar conociendo la ciudad.

Sinceramente y aunque hay quien nombra el Pueblito Paisa entre los lugares que ver en Medellín yo creo que no merece la pena. Mejor dedicar el tiempo en la ciudad a conocer otros de sus atractivos. Pero como esto es una opinión totalmente personal, deciros que si queréis ir hasta allí la forma de hacerlo es a pie (una buena subida y el metro no está precisamente cerca) o en taxi. El precio del mismo dependerá de donde os encontréis en Medellín.

Plaza Botero o Parque de las Esculturas

El artista Fernando Botero es natural de Medellín. Y no pudo hacer mejor regalo a su ciudad que la colección de esculturas que se exponen al aire libre en la Plaza Botero. A la sombra del Museo de Antioquía y del Palacio de Cultura se pueden ver 23 esculturas del artista. Caballos, mujeres, niños,… El arte de Botero se reparte por los 7.500 metros cuadrados de esta plaza, uno de los lugares que ver en Medellín de visita obligada.

que ver en Colombia

Llama la atención ver como los propios colombianos disfrutan de la presencia de estas esculturas. Hacen fotos, las tocan,… Es arte para interactuar con él, nadie limita lo cerca que puedes estar de estas voluptuosas figuras y todas tienen alguna zona especialmente brillante, ya sea un dedo, una rodilla o el morro. Y es que nadie se resiste a posar la mano sobre estas obras de arte que brillan bajo el sol o se empapan cuando diluvia en la ciudad.

Cuando visitéis esta plaza, tened cierto cuidado. Aunque la zona en la que se encuentran las esculturas es frecuentada por turistas y familias, al otro lado de la plaza el ambiente cambia de forma radical. Allí son los drogadictos y prostitutas quienes ocupan el espacio, y aunque suelen permanecer alejados de la Plaza de las Esculturas, nunca está demás prestar atención a los objetos de valor.

Para llegar a esta plaza solo hay que ir en metro hasta la estación Parque Berrío.

Museo de Antioquía

Los aficionados al arte y a la obra de Fernando Botero tienen que ver en Medellín el Museo de Antioquía. Su puerta se abre a la Plaza Botero y su interior es un laberinto de salas que giran en torno a dos patios. En ellas se pueden ver no solo obras del hijo más famoso de la ciudad, también arte prehispánico, republicano y contemporáneo, tanto de artistas colombianos como extranjeros.

Este museo es el segundo más antiguo que ver en Colombia dedicado a las bellas artes. Ocupa un edificio de estilo art decó que fue el Palacio Municipal y en el recorrido por su interior se puede disfrutar no solo de las obras de arte en él expuestas, también de la arquitectura del propio edificio.

Que ver en Medellín

Nuestro objetivo al visitar el Museo de Antioquía era ver la colección de obras de Fernando Botero. Repartidas por varias salas del tercer piso del museo os aseguro que nos mereció la pena pagar los 18.000 COP de la entrada para disfrutar de las pinturas y esculturas del artista repartidas por varias salas. Grandes retratos, bodegones y pinturas de pequeño formato se alternan con esculturas del artista.

Que ver en Medellín

Para muchos puede que viendo la colección que hay en el Museo Botero de Bogotá sea suficiente. Allí la entrada es gratuita lo que hace que las salas estén llenas de gente. En este museo apenas hay visitantes y se puede disfrutando de los colores y matices de cada cuadro sin que nadie se cruce por delante y sin encontrarte con algún grupo que parezca no estar dispuesto a abandonar una sala. Además hay algunas salas interactivas en las que descubrir más de la obra de Botero o convertirse en un personaje de sus cuadros.

Horario del Museo De Antioquía

De 10:00 a 17:30 horas de lunes a sábado, hasta las 16:30 horas el domingo

Palacio de la Cultura

Uno de los edificios más bonitos que ver en Medellín es este palacio, diseñado en 1925 por un arquitecto belga. El proyecto inicial era cuatro veces más grande que lo que podemos ver hoy, pero aún así, este edificio de estilo neogótico blanco y negro resulta imponente.

Las vistas más bonitas del propio edificio se tienen desde la Plaza Botero. Pero si se tiene tiempo y posibilidad no hay que dejar de visitar el interior del edificio. Al entrar revisan las mochilas y dejan registrada cualquier cámara de fotos que lleves a la vista. Una vez pasado ese trámite se puede deambular por los pasillos y salas del bello palacio hoy ocupado por oficinas municipales.

que ver en Medellín

Se pueden tomar fotografías y acceder a casi todas las salas, excepto a algunas que forman parte de la biblioteca. En el resto, pidiendo permiso si fuera un espacio dedicado a oficina, nadie pone ninguna pega para que los visitantes asomen la nariz y curioseen dentro. A mi me llamaron mucho la atención los suelos. Iguales a esos hidraúlicos ahora tan de modo, pero estos como mucha historia sobre ellos. Una majestuosa escalera es la forma más atractiva de ir subiendo de un nivel a otro de este palacio. Pero aquellos que necesiten de un ascensor, que no duden en preguntar por él.

Además de pasear por los majestuosos pasillos y salas del palacio, se puede aprovechar para ver alguna de las exposiciones temporales que se realizan en el Palacio de la Cultura. También se pueden buscar la ventanas desde las que se ve el Museo de Antioquía y la Plaza Botero. Y sobre todo subir hasta la terraza que se asoma a otro lado de la plaza y desde la que se ve el metro (que en Medellín circula elevado) y al fondo una gran copia de una pintura de Fernando Botero.

Horario del Palacio de la Cultura

El palacio abre de 8:00 a 17:00 horas de lunes a viernes y hasta las 16:00 horas los sábados.

Parque San Antonio

A poca distancia de Parque Berrío y la Plaza Botero hay un lugar con una triste historia. Se trata del Parque San Antonio, cerca de la estación de metro del mismo nombre. Allí se exponen más esculturas de Fernando Botero. Una de ellas es un “Pájaro de la Paz”. Éste se exhibe junto a una versión anterior que fue destruída por una bomba en un ataque terrorista en 1995.

Cómo llegar a Medellín

Avión

Medellín cuenta con dos aeropuertos. Al primero de ellos, el Aeropuerto Internacional José María Córdova, está situado a 35 kilómetros de la ciudad. A él llegan los vuelos internacionales. Para llegar desde el aeropuerto a la ciudad hay dos opciones:

  • Autobús: cada 15 minutos, tarda aproximadamente 1 hora y lleva hasta el Hotel Nutibara, en el centro, a unos 200 metros de la parada de metro Parque Berrío. También tiene parada en el barrio de San Diego. El precio es de 9.000 COP y tienes los siguientes horarios: entre las 3:30 a 21:30 horas entre Medellín y el aeropuerto y desde las 6:00 a las 24:00 horas desde el aeropuerto a la ciudad.
  • Taxi: la forma más rápida y cara de llegar a la ciudad. También la más cómoda. De puerta a puerta. Hay varias compañías autorizadas a recoger pasajeros en el aeropuerto. El tiempo del viaje, dependiendo de vuestro destino, será de unos 30/35 minutos. El precio, 75.000 COP.

El Aeropuerto Olaya Herrera es el segundo y más pequeño de los aeropuertos de Medellín. Está en el centro de la ciudad, muy cerca de la Terminal Sur de Autobuses, y desde él salen los vuelos nacionales. Para llegar a este aeropuerto la mejor opción es coger un taxi. Desde el barrio de El Poblado se tardan unos diez minutos y el precio del viaje no llega a 7.000 COP.

Autobús

También se puede llegar a Medellín en autobús. La ciudad cuenta con dos terminales. Desde la Terminal Sur salen los autobuses hacia el Eje Cafetero (Armenia, Pererira, Manizales) y Cali. La otra terminal de la ciudad es la Terminal Norte. Se puede llegar a ella en metro, pues está junto a la parada Caribe. Esta es la terminal desde la que viajar a Santa Fe de Antioquía, Cartagena de Indias o Bogotá.

Transporte en Medellín

Medellín es una ciudad muy grande pero sus atractivos son limitados y están casi todos muy cerca unos de otros. Por ello lo mejor es alternar los taxis (muy baratos, siempre con taxímetro, tárifa mínima 5.500 COP) y el metro. La Tarjeta Cívica (solo se puede conseguir en determinadas estaciones de metro) puede salir a cuenta si vais a utilizar mucho el transporte público ya que se obtienen descuentos. De otro modo no sale a cuenta, es más ventajoso comprar el billete para cada trayecto (el precio depende del destino, pues puede que haya que comprar un billete combinado).

En Medellín por supuesto también hay autobuses, como los que arriba os indiqué para llegar a uno de los lugares que ver en Medellín, la Comuna 13. Pero no son cómodos y puedes encontrarte metido en un atasco cuando menos lo esperes. Otro transporte público en Medellín es el tranvía, parte de la estación de metro de San Antonio y se dirige al este de la ciudad.

Dórmir y comer en Medellín

Si vuestro viaje a Colombia es por placer seguro que en Medellín os gustará alojaros en un barrio agradable y seguro. Para mi y en base a mi experiencia la mejor opción es el barrio de El Poblado. Es uno de los más seguros y turísticos de la ciudad. A su favor, además de la citada seguridad, está la cercanía al metro (estación Poblado), lo que permite llegar en transporte público a algunos de los lugares que ver en Medellín.

Este barrio también cuenta con infinidad de locales, tanto bares como restaurantes. Los hay para todos los gustos y bolsillos. Desde sencillos locales en los que tomar unas arepas o unas picadas a restaurantes en los que sirven lo mejor de la gastronomía colombiana. Hay bares que durante el día son perfectos para tomar un café y que al caer la noche se convierten en animados bares de copas. Algunos locales sacan sus mesas a la calle y otros tienen agradables y tranquilas terrazas.

Las opciones son tantas que lo complicado es decantarse por una u otra. Si no tenéis muy claro a donde dirigiros en busca de un restaurante, daros una vuelta por el Parque Lleras. A su alrededor hay un buen número de restaurantes y bares. En cualquier de las calles que salen de esa plaza encontraréis también agradables locales, seguro que alguno es lo que buscáis, ya os apetezca probar la cocina de Colombia o queráis comida italiana, japonesa o mexicana. Hay de todo en esta parte de Medellín.

Yo os dejo el nombre de un par de locales, puede que os apetezca conocerlos. El primero es Mondongo’s, en la Calle 10. Un lugar sencillo con precios ajustados y perfecto para probar la bandeja paisa, un plato típico de Antioquía. Aquí no se sirve completa, falta la morcilla y el chorizo, pero aún así, con una sola ración comen perfectamente dos personas.

El otro restaurante que os recomiendo es Andrés Carne de Res. Un local muy famoso en Bogotá que abrió no hace mucho sus puertas en Medellín. Es un local lleno de gente guapa y turistas. Su decoración es de lo más singular, y su carta, en la que la protagonista es la carne, tan amplia como cara (para ser Colombia). Si os animáis a conocer este restaurante tened en cuenta que los fines de semana es imprescindible reservar.

Hasta aquí mis recomendaciones a todos los que penséis viajar a Medellín. Espero que la disfrutéis y que a pesar de no ser una ciudad bonita podáis sacarle provecho a vuestro paso por ella, porque desde luego es un buen lugar para descubrir como es la vida en las ciudades colombianas.

Comentarios (08)

  1. Colombia no es un destino que nos llame especialmente la atención, quizá sea por los prejuicios que nos ha generado ver series como Narcos o documentales sobre los cárteles de la droga… Sin embargo hemos de confesar que tu post nos ha mostrado una ciudad amable, en la que hay que tener cierto cuidado y sentido común (como en todos sitios, en realidad) y donde no todo es tan terrible como sale por televisión.
    Se agradece ademas que opines de lo bueno y de lo menos bueno, como el Pueblito Paisa, pues hay bloggers que recomiendan lugares por simple hecho de haber estado allí, sin valorar si realmente merecen una visita… 😉

    Saludos.

    1. Tenemos que ser sinceros, si algo no nos gusta decirlo. Sin duda la mía es una opinión personal, pero creo que igual que comparto lo que me gusta debo decir lo que no. Porque el mundo de los unicornios rosas no me gusta nada 🙂

  2. Este verano teníamos planeado viajar a Colombia pero por diferentes motivos hemos cambiado de guion
    Medellin esta en nuestro planning y después de ver este reportaje todavia tenemos más motivos para visitarlo
    gran reportaje

  3. Para nada me atrae Colombia. Será porque solo escuchar este país automáticamente pienso en los carter de la droga y en lo peligroso que es. Supongo que habrá que tomar sus precauciones y saber muy bien donde vas. Aunque en Medellin me ha sorprendido, no pensaba que tuviera tantos lugares que visitar.

    1. Pues con lo que a vosotros os gustan las rutas por la naturaleza, creo que Colombia sería un destino que os gustaría bastante. Es muy montañoso y verde. Uno puede pasar días perdido entre palmeras, selva y cafetales.

  4. Colombia no está entre mis deseos viajeros y seguramente es por todos los problemas por los que ha pasado este país.
    Me alegro mucho que esa etapa se vaya superando y como veo en tu post debe ser un pais maravilloso.

  5. Últimamente me llama mucho Colombia y Medellín me parece una ciudad súper interesante (y eso que a mí Narcos, ni fu ni fa). Pero los graffitis, por ejemplo, me encantan… Y poder ver esa parte de la ciudad desde el metrocable me parece una idea fantástica.
    Gracias por acercarnos un poquito más a Colombia!

    1. Yo tampoco soy de Narcos, creo que vi un par de capítulos, pero está claro que la serie volvió a poner Medellín en el mapa para muchos viajeros.

Post a new comment