Icod de los Vinos y el Drago Milenario

por Cristina
drago milenario

Al norte de la isla de Tenerife se encuentran la mayor parte de las localidades con especial atractivo para el visitante. Allí está, a los pies del Teide, La Orotava. No muy lejos, San Cristobal de La Laguna, esa ciudad de aspecto colonial que es probablemente la más bonita de la isla. Y siguiendo la carretera que recorre el norte tinerfeño se puede llegar a otras localidades que bien merecen ser visitadas. Una de ellas es Icod de los Vinos, famosa por ese Drago Milenario que hay que ver para ser consciente de su tamaño.

Qué ver en Icod de los Vinos

No hay duda de el Drago Milenario es el mayor reclamo turístico de Icod de los Vinos y junto al Teide, sin duda uno de los iconos de la isla. Pero no el único. Si visitáis este pueblo histórico de Tenerife, dedicarle algo de tiempo para descubrir lo que ofrece a quien se toma el tiempo para ello.

icod de los vinos

El Drago Milenario de Icod de los Vinos

Es más que probable que durante vuestro viaje en busca de los lugares que ver en Tenerife os encontréis con dragos en las ciudades, pueblos e incluso como parte del paisaje natural tinerfeño. Principalmente en el norte de la isla que es el lugar donde se dan las mejores condiciones de temperatura y humedad para el desarrollo de esta especie.

Todos los dragos tienen su atractivo, pero el de Icod de los Vinos, además tiene años. Muchos años. Tanto que está considerada la planta arbórea conocida con más edad. Y no es de extrañar si tenemos en cuenta que se cree que el Drago Milenario podría tener entre 800 y 1.000 años.

En cuanto al tamaño de esta plata arbórea, aunque dicho no parezca mucho, al verlo te sorprenderán sin ninguna duda sus 20 metros de altura y ese tronco cuyo perímetro alcanza nada menos que los 10 metros.

El Drago Milenario de Icod de los Vinos se puede ver desde no muy lejos si te asomas al mirador de la Plaza Andrés de Lorenzo Cáceres. Pero si quieres acercarte más a esta planta y comprobar de cerca sus dimensiones, puedes hacerlo visitando el Parque del Drago. Además de ver el famoso Drago Milenario podrás conocer otras especies autóctonas de la isla.

drago milenario

Horarios del Parque del Drago

  • Abril a Septiembre: 09:00 a 20:00 horas.
  • Octubre a Marzo: 10:00 a 18:00 horas.
  • El precio de la entrada general es de 5 €.

Plaza de Andrés Lorenzo Cáceres

Esta plaza es desde la que os comentaba se puede ver el Drago Milenario de Icod de los Vinos. El espacio data del siglo XVI aunque se fue ampliando hasta alcanzar su tamaño actual. En el siglo XX se cerró con una balaustrada pasando a ser un bonito jardín en el que los laureles de indias pasaron a acompañar a jacarandas, palmeras y ficus.

Parroquia de San Marcos

Casi escondida entre la vegetación de la anterior plaza se encuentra la Iglesia de San Marcos. Un edificio blanco con ventanas de madera de claro estilo canario. Cuentan que una imagen del santo que la da nombre apareció en la playa y que para guardarla se levantó una ermita que con el paso del tiempo se convirtió en la iglesia que podemos ver hoy. Dentro se pueden ver imágenes llegadas de distintos lugares del mundo, como ese Cristo mejicano realizado con pasta de maíz.

Icod de los Vinos

Casa del Drago

Entre la Plaza de Andrés Lorenzo Cáceres y la Plaza de la Pila se encuentra la Casa del Drago. Ocupa una antigua casa canaria reconvertida en restaurante y tienda. Además, en la parte trasera, cuenta con un agradable patio desde el que se tiene una buena vista del Drago Milenario de Icos de los Vinos.

drago milenario

Plaza de la Pila

Aunque actualmente el nombre de este lugar de Icod de los Vinos es Plaza de la Constitución, se la sigue conociendo por su antiguo nombre que le viene dado por la fuente que hay en el centro. La plaza es un agradable jardín con hisbiscos y palmeras. Antaño, entre los siglos XVI y XVII, estuvo rodeada por las casonas de las familias noble del pueblo. Aún se conservan algunos de esos edificios convertidos en museos, tiendas o salas de exposiciones.

Icod de los vinos

Casa de los Cáceres

Con su bonita fachada pintada de amarillo, este edificio es el más destacado de la Plaza de la Pila. Dicen que tiene nada menos que 365 puertas y ventanas, tantas como días tiene el año. A mi me parecen demasiadas viendo el tamaño de la casa, pero no le vamos a quitar mérito a aquel que se haya entretenido en contarlas. Se puede acceder a su interior, actualmente es la Escuela de Música Municipal y en algunas salas se realizan exposiciones temporales. Una buena excusa para curiosear por el interior de esta antigua casona.

Icod de los Vinos

Capilla de los Dolores

No muy lejos de los lugares que os he mencionado para ver en Icod de los Vinos, se encuentra esta capilla. En su momento formó parte del Convento de San Francisco y aunque es sencilla, su delicada cornisa es uno de los rasgos que la identifican.

Icod de los Vinos

Convento de San Francisco

Más bien deberíamos decir exconvento. Fue fundado en el siglo XVII y actualmente funciona como Biblioteca Municipal. Si se ve la puerta abierta, no hay que dudar en entrar para acceder al bonito patio interior, el que fuera antiguo claustro. Los balcones son de madera y en el centro destaca una curiosa escultura de Poseidón.

Icod de los Vinos

Cómo llegar a Icod de los Vinos

Nosotros tuvimos un coche alquilado durante nuestra estancia en Tenerife. Algo que sin duda facilita mucho los desplazamientos y da mucha libertad. Yo sin duda recomiendo ese medio de transporte en la isla y por supuesto para llegar a Icod de los Vinos. El alquiler de coches en Canarias es barato y la gasolina también, por lo que no es un gran desembolso recurrir a ese medio de transporte.

Si no queréis alquilar un coche, en Icod de los Vinos hay estación de autobuses que une la localidad con otros muchos lugares de Tenerife. Solamente hay que consultar horarios y adaptarse a ellos.

Aparcar en Icod de los Vinos

Si llegáis a este pueblo canario en coche seguramente hagáis lo que la mayoría de los visitantes: buscar un lugar para estacionar cerca del Drago Milenario. En esa zona las plazas son muy pocas por lo que quedan dos opciones: buscar un lugar alejado del centro histórico de Icod de los Vinos (con lo que suponen las cuestas en este pueblo) o estacionar en un parking de pago. Nosotros después de un par de vueltas decidimos estacionar en el Parking del Drago, muy cerca del centro. Cómodo, bien ubicado y la verdad es que incluso barato.

Excursiones a Icod de los Vinos

Para los que queráis quitaros de alquiler de coche o de rutas en autobús, una buena opciones pueden ser las excursiones organizadas. Las hay muy completas que además de llevaros a conocer el Drago Milenario de Icod de los Vinos os descubrirán otros lugares que visitar en Tenerife. Os dejo unas recomendaciones que me parecen de los más interesantes:

Quizás también te interese

6 comentarios

Rafael 17 julio, 2020 - 10:32 am

Habíamos oído hablar del Drago, pero nada sobre Icod de los Vinos, y por lo que nos cuentas merece mucho la pena. Nos parece especialmente bonita la Casa de los Cáceres (¿los años bisiestos pondrán una puerta a mayores?).

Reply
Cristina 18 julio, 2020 - 12:46 pm

Jajajaja… buena observación, pero creo que con presumir de 365 puertas y ventanas en esta casa de Icod de los Vinos se dan por satisfechos 🙂

Reply
Rubén 23 julio, 2020 - 12:15 pm

La única vez que viajé a la isla de Tenerife fue en mi excursión de fin de curso en el colegio así que visitábamos los lugares a los que nos llevaban y por supuesto el Drago Milenario fue una de las paradas aunque no visitamos nada más en Icod de los Vinos. Me ha gustado tu recorrido y esa arquitectura canaria me hace sentir en Latinoamérica absolutamente, especialmente la plaza de la Pila con la casa de los Cáceres. Qué ganas me han dado de viajar a Canarias. Un abrazo

Reply
Cristina 24 julio, 2020 - 8:11 am

Si solamente viste el famoso drago no hay duda de que tienes que volver a Tenerife, no sólo para visitar de nuevo Icod de los Vinos, también para recorrer otras localidades que seguramente tampoco viste al completo. Un abrazo y buen fin de semana.

Reply
Maruxaina Bóveda 24 julio, 2020 - 10:41 am

Hola guapa,
Qué bonito me parece Icod de los Vinos, tan tranquilo comparado con las ciudades del sur de la isla. Me ha encantado el paseo por un lugar que visité por primera vez hace más de veinte años. Y si no recuerdo mal entonces no había que pagar por ver el Drago más cerca…
La plaza de la Pila me parece súper bonita, la última vez que estuvimos con el TBM había además concierto y mujeres vestidas con trajes típicos por alguna fiesta que no recuerdo. Lo que no visitamos fue la iglesia de San Marcos, tiene que ser curioso esa expo de Cristos del mundo 🙂
Un abrazo y ¡buen fin de semana!

Reply
Cristina 26 julio, 2020 - 12:59 pm

No es Icod de los Vinos el pueblo más bonito de Tenerife, pero sin duda lo poquito que mantiene de su centro histórico merece la pena. Muchos visitantes solamente llegan a esta localidad para ver el Drago y no investigan más.
Un abrazo y buen domingo

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up