Montmartre, qué ver en el barrio bohemio de París

por Cristina
Montmartre

Montmartre es conocido por ser el barrio de los pintores, de los cabarets y de esas empinadas calles que llevan a una de las iglesias más conocidas de París: la Basílica del Sagrado Corazón. Este barrio pasó a formar parte de la ciudad de París en 1860, siendo antes un barrio independiente. Ahora es el distrito XVIII de la capital francesa y sin ninguna duda, uno de los lugares que visitar en París.

Sin embargo, en el siglo XIX fue una barrio con mala fama. La razón era los cabarets y burdeles que se fueron instalando en Montmartre. Eso fue algo que no pareció importar a los artistas. Al contrario, muchos encontraban atractivo ese ambiente y decidieron instalarse allí, como por ejemplo Toulouse-Lautrec, Modigliani o Degas. Más tarde también vivieron en este pintoresco barrio parisino Dali y Picasso.

Montmartre

Cómo llegar a Montmartre

A no ser que esteis alojados en este barrio y podáis ir directamente caminando a los lugares que ver en Montmartre, la forma más cómoda es utilizar el metro. Dependiendo de vuestro punto de origen y los transbordos que tengáis que hacer os puede interesar ir hasta una u otra parada del metro parisino.

Las estaciones de Blanche, Pigalle y Anvers pertenecen a la línea 2. Las primeras os dejarán en el Boulevard de Clichy, muy cerca del famoso Moulin Rouge. Son paradas perfectas para comenzar a descubrir Montmartre por la zona de la Place Pigalle, la calle de los cabarets, la luces de neón y los sex-shops. Anvers tiene su parada en el Boulevard de Rochechouart y es una de las estaciones más cercanas a la Basílica del Sagrado Corazón.

Una de las estaciones más bonitas de París es Abbesses, en la línea 12. Se encuentra en una pequeña placita en el corazón de Montmartre. Tened en cuenta que para salir a la calle desde el andén de Abbesses hay que subir 90 escalones. Por suerte existe la opción de un ascensor. Porque en este barrio de París hay que guardar fuerzas para subir muchas cuestas y escaleras. Recordad buscar en el exterior de esta estación de metro parisina el Muro Je T´aime en el que está escrita la frase «te quiero» en todos los idiomas del mundo.

La otra parada de metro que también es cómoda para llegar a Montmartre es Lamarck-Caulaincourt, también de la línea 12. Se encuentra al norte del barrio y es una estación singular cuya salida está entre dos de esas típicas escaleras de Montmartre.

Por último mencionar el Funicular que lleva hasta la base de la Basílica del Sagrado Corazón. Se encuentra en la base de los jardines que rodean la iglesia. Utilizar ese medio de transporte evitar subir 97 escalones. Eso sí, hay que comprar un billete para este medio de transporte, pues el del metro no es válido. Si tenéis la tarjeta Paris Visite os servirá en el funicular de Montmartre.

Montmartre funicular

Qué ver en Montmartre

Hay un par de lugares muy conocidos en el barrio de Montmartre: su basílica y la Place du Tertre, lugar de reunión de turistas y pintores. Pero ahí no acaban los atractivos de un barrio en que merece la pena callejear sin rumbo en busca de originales tiendas, calles tranquilas y hasta viñedos olvidados.

montmartre

Basílica del Sagrado Corazón (Sacré-Coeur)

Se trata sin duda de unos lugares imprescindibles que visitar en París. Un icono de la ciudad que la domina desde su posición privilegiada y a cuyos pies ha ido creciendo el barrio de Montmartre. Las razones para conocer esta basílica son dos. Por una lado el propio templo. Y por otro, las vistas que desde su escalinata se tienen de París. Personalmente creo que hay que subir al Arco de Triunfo, a las Torres de Notre Dame (cuando nuevamente se pueda), visitar la Torre Eiffel y contemplar la ciudad desde Sacré-Coeur para disfrutar de París desde todas las perspectivas.

La iglesia fue consagrada en 1919, finalizada la Primera Guerra Mundial. Con el paso del tiempo, la piedra travertina con la se construyó el templo se va volviendo más blanca, siendo precisamente ese color una de las características de este templo. Se levantó gracias a los donativos de particulares y otras parroquias. Los nombre de todos ellos están grabados en las piedras con las que se construyó la Basílica. En la entrada llaman la atención dos esculturas: Juana de Arco y la del rey Luis IX.

que visitar en París

Una vez en el interior de esta Basílica de cruz griega destacan la gran cúpula que se sostiene sobre columnas (cada una tiene un capitel diferente al resto) y mayor mosaico de Francia que representa al Sagrado Corazón y en el que domina el color dorado.

MOntmartre

Visitar la Basílica del Sagrado Corazón

El acceso a la iglesia es gratuito y permanece abierta cada día de 6:00 a 22:00 horas.

Si se quiere subir a la cúpula o bajar a la cripta hay que pagar una entrada que puede ser individual o conjunta para ambos lugares.

Iglesia de Saint-Pierre de Montmartre

Rodeando la Basílica por la izquierda nos encontramos con esta pequeña iglesia que permanece a la sombra del gran templo de Montmartre. Esta iglesia es lo único que queda de la antigua Abadía Real de las Damas Benedictinas que fue construida en el siglos XII. Cinco siglos más tarde las religiosas trasladaron la abadía a otra zona de la ciudad utilizando para su nuevo convento las piedras del antiguo. Por ello hoy solamente podemos la que fue su iglesia, rodeada de un pequeño jardín y un cementerio.

Se puede visitar esta iglesia todos los días de 9:00 a 19:30 horas. Los viernes se cierra antes, a las 18:00 horas.

Montmartre

Rue du Chevalier de la Barre

Se trata de una de las calles más pintorescas y turísticas de Montmartre. Toda ella está llena de tiendas de recuerdos pero la imagen más bonita se consigue al girarse hacia la mitad de la calle para ver la cúpula sobre la estrecha calle. Lo complicado puede ser hacer una foto sin gente, porque ya os digo que raro es aquel que visita Montmartre que no recorre esta calle.

Montmartre

Vignes du Clos Montmartre

Al llegar al final de la anterior calle, lo habitual es que la gente se dirija a la Place du Tertre girando a la izquierda. Yo os recomiendo ir hacia la derecha. Pocos metros más allá encontraréis una de esas escaleras tan típicas de Montmartre. Si continuáis a la izquierda por la Rue Cortot llegaréis al Museo de Montmartre, un lugar en el que conocer más a fondo la historia y la vida de este barrio.

Solamente hay que caminar unos metros más y girar en la primera calle a la derecha para llegar al viñedo urbano de Montmartre. Es propiedad de la Ciudad de París, cuyo personal de Parques y Jardines se encarga de su cuidado. Cada año, el segundo fin de semana de octubre se celebra la popular fiesta de la vendimia, y con las uvas recolectadas se elabora de forma tradicional el vino “Le Clos Montmartre”.

Lapin Agile

Frente a los viñedos de Montmartre se encuentra Lapin Agile. Es el cabaret más antiguo de París y puede que también el más pequeño. Fue salvado de la demolición por un artista y propietario de locales nocturnos a principios del siglo XX. En su momento a él acudían personajes ligados al mundo de las artes, tales como Picasso, Utrillo o Max Jacob. Hoy en día el Lapin Agile sigue abierto al público. Si estáis interesados en su web tenéis toda la información sobre precios y horarios.

Montmartre

Place du Tertre

Para llegar a Place du Tertre desde el viñedo o el Lapin Agile, se puede caminar por Rue des Saules hacia el sur hasta el final de la calle. Allí se encuentra uno de los rincones más pintorescos y fotografiados de Montmartre. Dos calles en cuya intersección está el Restaurante Le Consulat.

MOntmartre

Esta plaza es el corazón de Montmartre. Lugar de reunión de pintores que cada día trabajan y exponen su obra esperando captar la atención de algún turista. Eso sí, ojo con hacerles fotos, no todos tienen buen carácter y más de uno no duda en increpar si se siente (él o su obra) en el objetivo de una cámara. También hay gente muy amable que sin problema y con una sonrisa permiten ser fotografiados junto a sus pinturas.

Place du Tertre París Montmartre

Rodean la plaza algunas sencillas casas que ahora alojan restaurantes o tiendas. Es el centro del turismo de Montmartre por lo que salvo a primera hora del día será complicado disfrutar de él con un poco de calma.

Moulin de la Gallete

Si desde Le Consulat vais hacia el Oeste por la Rue Lepic, encontraréis este molino de viento. Había muchos molinos de este tipo en la Francia del siglo XVII y este de París en su momento estuvo rodeado de viñedos, trigales y desde 1939 está declarado Monumento Histórico.

Montmartre

Moulin Rouge

Puede que este sea el cabaret más famoso de París. Su fachada coronada, cómo no podía ser de otro modo, por un molino rojo, es el lugar más fotografiado en el Boulevard de Clichy. Fue construido en 1889 y es un recuerdo de aquella Belle Epoque que trajo tantos cambios sociales como artísticos. Toulouse-Lautrec, parisino de adopción (nació en Albi, al sur del país), estará ligado para siempre al Moulin Rouge gracias a los carteles que realizó del cabaret y que lo inmortalizaron para siempre.

Montmartre

Free Tour por Montmartre

Si te apetece descubrir un poco más de este encantador barrio parisino, nada mejor que unirte a algún tour por sus calles o a una visita a la Basílica que corona este barrio.

  • Free tour por Montmartre ¡Gratis!. Un fantástico recorrido de dos horas y media exclusivamente en español que finaliza con la visita a Sacré-Coure.
  • Visita guiada por el Sacré Coeur. Esta visita os descubrirá todos los secretos de la Basílica del Sagrado Corazón. Su duración es de 1 hora y se realiza a la vez en varios idiomas.

Quizás también te interese

6 comentarios

Maruxaina Bóveda 5 septiembre, 2020 - 9:51 am

Que bonito paseo por Montmartre, como dices, un barrio imprescindible en París. Caminarlo sin rumbo e ir descubriendo sus rincones es un plan que he hecho en todas las visitas a París. Me encantaría un viaje en el tiempo para conocerlo en aquéllos años de Lautrec o Degas…
La Place du Tertre me parece de lo más fotogénica y viva. Además poder escuchar música en directo en los laterales de Sacre-Couer es para mí otro de los atractivos del lugar.
¿Sabías que hay un museo sobre Dalí en el barrio? A ver si la próxima vez que viaje lo visito y te cuento 😉
Un abrazo guapa y buen fin de semana.

Reply
Cristina 5 septiembre, 2020 - 10:20 am

Sí sabía de ese museo, pero no lo he visitado en ninguno de mis viajes a París y mis paseos por Montmartre.

Reply
Viajar y Otras Pasiones 5 septiembre, 2020 - 10:15 am

¡Ay, cómo me hubiera gustado vivir en el Montmatre del siglo XIX y principios del XX, con todo el artisteo y los bohemios! Jejeje
Leyendo tu post, me doy cuenta de que me quedan varias cosas que hacer en Montmatre, como asomarme al Lapin Agile o entrar a la iglesia de Saint Pierre (siempre me recordó un poco a las iglesias de Segovia) que nunca lo he hecho, siempre debe quedar eclipsada por esa maravilla que es el Sacre Coeur. ¡Tampoco he utilizado nunca el funicular!
Sin duda, el barrio con más encanto de París y donde siempre repito. Tengo pendiente alojarme allí, a ser posible, cerquita de la plaza du Tertre. ¡para la próxima!

Reply
Cristina 5 septiembre, 2020 - 10:21 am

Es el barrio menos chic de París y sin embargo enamora a todo el que recorre sus calles 🙂

Reply
JOSE D. 5 septiembre, 2020 - 10:45 pm

Ah Montmatre, sin duda una de nuestras zonas preferidas de París. Nosotros teníamos la Paris Visite y subimos en el funicular. Por supuesto, pasamos horas en la Basílica del Sacre Coeur (hasta nos trajimos una miniatura de la misma) y en Place du Tertre. Sin embargo, coincidimos que lo mejor es vagabundear por este barrio que todavía conserva su ambiente bohemio. También nos encantó ver el Moulin de la Gallete y recorrer la Rue du Chevalier de la Barre. Sin duda, puedes perderte tranquilamente durante todo el día en Montmatre sin ser consciente del paso del tiempo. Nos gustó tanto que el último día que pasamos en París volvimos a verlo, y esta vez subimos los 90 escalones.

Reply
Cristina 21 septiembre, 2020 - 10:01 am

Es un barrio muy pintoresco, tan diferente al resto de París que parece otra ciudad. Yo la última vez que he visitado París lo he hecho con mis padres, y aunque todo les gustó, a mi madre en especial este barrio la encantó.

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up