Transporte público Viena: como recorrer la ciudad

Viena, la capital austriaca, no es un capital demasiado grande. La mayoría los lugares que visitar en Viena están en el centro histórico o relativamente cerca del mismo. Los museos más importantes de la ciudad, el Palacio Imperial Hofburg o la Catedral de San Estaban están a corta distancia unos de otros. Es muy sencillo, cómodo y agradable caminar por la ciudad en busca de los lugares de interés. Además los conductores son muy respetuosos y se paran incluso si cruzas fuera de los pasos de cebra, sin malos gestos ni pitidos (aún así, mejor ir a los pasos de cebra siempre). Sin embargo, para llegar a lugares como el Palacio Belvedere, el Palacio Schönbrunn o el museo Kunst Haus Wien lo mejor es recurrir al transporte público de Viena.

Transporte público Viena

La red de transporte público vienesa es amplia y eficiente. Combinando metro y tranvía o autobús se puede llegar a casi cualquier rincón de la ciudad y además el horario de funcionamiento es muy amplio: desde las 5 de la mañana hasta las 12 de la noche (el metro, el resto de medios de transporte tienen horarios algo más reducidos). En esas cinco horas nocturnas hay también transporte que cubre zonas bastante amplias de la capital austriaca.

Incluso puedes utilizar el transporte público en Viena para llegar desde el Aeropuerto de Viena al centro de la ciudad. Solo tendrás que combinar alguno de los autobuses o trenes que salen desde el aeropuerto hacia la ciudad y combinarlos si fuera necesario con el metro para llegar a tu destino final.

Metro (U-Bahn)

Yo que estoy muy habituada a viajar en metro (lo utilizo cada día en Madrid, mi ciudad) reconozco que tengo cierta tendencia a utilizar este medio de transporte en cualquier ciudad a la que viajo. Me parece que en general es un forma rápida y cómoda de desplazarse y casi todas las ciudades cuentan con un número suficiente de estaciones que permiten llegar a lugares muy cercanos al lugar al que te diriges.

En Viena reafirme mi gusto por viajar en metro. Reconozco que no tiene el encanto del tranvía, pero es uno de los medios de transporte público en Viena con los que puedes llegar a casi cualquier lugar. La red de metro vienesa cuenta con cinco líneas que suman un total de 83 kilómetros de vías y 109 estaciones. Hay parada cerca de los lugares más emblemáticos de la ciudad, en las estaciones de autobuses y cerca de los embarcaderos del canal del Danubio.

transporte público Viena

Aunque los vagones y andenes no son muy modernos ni amplios, cuentan a su favor con el poco tiempo de espera entre el paso de un tren y el siguiente. Incluso los fines de semana no hay que esperar mucho entre la marcha de un tren y la llegada del siguiente. En los andenes hay pantallas que indican el tiempo de espera y la dirección del tren que va a llegar.

La mayor parte de las vías del metro de Viena están bajo tierra, al igual que las estaciones. Sin embargo, en algunos tramos los trenes circular por el exterior y algunas paradas tan bonitas como las de Stadtpark están al aire libre.

Tranvía (S-Bahn)

Viena sin tranvías no sería Viena. Este medio de transporte público lleva recorriendo las calles de la ciudad desde 1865. Actualmente hay 28 líneas de S-Bahn que recorren 220 kilómetros, lo que convierte a esta red de tranvías en la sexta más larga del mundo.

Aún hay algún tranvía histórico convertido en atracción turística, pero el resto se han ido modernizando poco a poco. Quedan pocos tranvías antiguos, aunque aún es posible encontrar alguno de esos que al mirar por la ventana siente que ves la ciudad desde las alturas. Los nuevos tranvías sin embargo tienen la base muy baja para ser más accesibles y permitir a cualquier viajero entrar con comodidad en ellos.

transporte público Viena

Viajar en tranvía es hacerlo en el transporte público de Viena con más encanto. Silencioso y limpio, no hay avenida vienesa en la que no se vean esos rieles encajados en el asfalto. Es además un medio de transporte rápido ya que cuentan con sus propios carriles. En el centro, en un mismo punto se encuentran las paradas de varios tranvías, lo que permite si fuera necesario bajar de uno para subir a otra línea que lleve la dirección deseada.

transporte público Viena

Autobuses

Los autobuses son otro de los medios de transporte de la capital austriaca. No son tan cómodos ni rápidos como el tranvía o el metro, pero hay que tenerlos en cuenta por si hubiera que recurrir a ellos para llegar a determinados lugares. Viena cuenta con más de 120 de estos vehículos y cada una de las diferentes líneas  identifica con la combinación de un número y las letras A o B, por ejemplo, 1A ó 2B.  En el centro de la ciudad, donde las calles son demasiado estrechas para permitir el paso de tranvías o autobuses convencionales, circulan los City Busse. Con su reducido tamaño permiten utilizar el transporte público en Viena incluso en el casco histórico.

Autobús nocturno

Si necesitas recurrir al transporte público en Viena entre las 12 de la noche y la 5 de la mañana recuerda que solo podrás utilizar los autobuses nocturnos. Hay 21 líneas nocturnas que se identifican con una N en su numeración y que circulan con una frecuencia de 30 minutos.

Transporte público Viena: billetes y precios

El transporte público en Viena no es barato. Por ello hay que analizar muy bien la necesidad que se va a tener al recorrer la ciudad haciendo un cálculo de la veces que habrá que recurrir en un día al metro, autobús o tranvía de Viena. Si solamente se va a subir una o dos veces a uno de esos medios de transporte interesa comprar billetes individuales. De otro modo, sale a cuenta hacerse con billetes de 24 horas.

Los billetes son válidos hasta el final del trayecto seleccionado incluidos trasbordos entre distintos medios de transporte sin límite de tiempo pero sin interrumpir el viaje. Todos ellos se pueden adquirir en:

  • En la máquinas expendedoras de todas las estaciones de metro. Tienen las instrucciones en distintos idiomas entre los que está el español.
  • Puntos de venta Wiener Linien (Transportes Públicos de Viena).
  • En casi todos los estancos.
  • A los conductores de autobuses y tranvías (pero solo billetes sencillos)

Los precios de los billetes (2019) son estos:

  • Billete sencillo: 2,40 € (niños 1,20 €; mayores de 63 años 1,50 €).
  • Si se compra el billete sencillo en el tranvía el precio es de 2,60 € (niños 1,40 €).
  • 24 horas: 8,00 €
  • 48 horas: 14,10 €
  • 72 horas: 17,10 €

transporte público Viena

Otra opción para los turistas es adquirir la Vienna City Card. Hay tres opciones: 24/48/72 horas y además de incluir descuentos en más de 200 atracciones, incluye el transporte público en Viena durante el periodo de validez de la tarjeta adquirida.

Transporte en Viena: otras opciones

Aunque tras mi experiencia os puedo decir que solo con utilizar el transporte público en Viena se puede llegar a casi cualquier rincón de la ciudad (bueno, transporte y caminar un poquito), hay otras opciones para moverse por la ciudad que os puede interesar tener en cuenta.

Autobuses turísticos

Son varias las compañías cuyos inconfundibles autobuses de dos pisos circulan por la ciudad. Todos ellos tienen rutas que realizan paradas en los lugares más emblemáticos de la ciudad, ya sea frente al Ayuntamiento, junto al Palacio Belvedere o ante la fachada del elegante Schönbrunn. Estos autobuses incluyen en el precio casco y audioguía en distintos idiomas.

Una de sus ventajas es que se puede subir y bajar de ellos e incluso cambiar a otra de las líneas de la misma compañía todas las veces que se quiera durante 24 horas. La pega es que esas 24 horas no son reales ya que los autobuses dejan de funcionar a primera hora de la tarde. Comprobad bien esta información con la empresa que vayáis a comprar vuestros billetes, pues nosotros, un día entre semana a las 6 de la tarde, nos encontramos con que ya no había servicio.

Autobuses turísticos, Viena

Las distintas compañías que operan el servicio de estos autobuses ofrecen billetes para 1,2 ó 3 días, y dependiendo de cual se adquiera se incluyen otros servicios, como una visita guiada por el centro de Viena.

Los precios para estos autobuses varían de una empresa a otra, y pueden ir desde los 27 a los 30 euros para un billete de 1 día hasta los 50 € para el billete de 3 días. Los niños tienen precios más bajos y existen billetes familiares para 2 adultos y 2 niños.

Si adquirís la Vienna Pass, otra de las tarjetas turísticas de Viena, se incluyen en ella los viajes en los autobuses turísticos de la compañía Vienna Sightseeing.

Bicicleta

Antes de este viaje a Viena, si pensaba en ciudades perfectas para recorrer en bicicleta se me venían a la cabeza Amsterdam o Lovaina en Bélgica. Ahora sé que también Viena es la ciudad perfecta para alquilar una bicicleta y recorrer sus calles sobre dos ruedas. Cuenta la capital de Austria con 1.300 kilómetros de carriles bici. Para recorrerlos nada mejor que recurrir a las Citybike Wien que cuentan con más de 120 estaciones repartidas por toda la ciudad. Se pueden alquilar bicicletas normales o eléctricas durante las 24 horas del día. Si uno se decide por una de éstas últimas encontrará puesto de recarga gratuita a lo largo de las rutas más populares.

transporte público Viena

El sistema de alquiler de estas bicicletas vienesas es sencillo y además resulta muy económico. La primera vez que se vaya a alquilar una bicicleta hay que registrarse en la máquina o cajero que hay junto a las estaciones de bicis. Para ello se necesita una tarjeta de crédito (VISA o Mastercard) e indicar un nombre. En ese momento se cobra 1 € y a partir de ahí ya se puede proceder a retirar una bicicleta y ponerse  pedalear.

Tarifas alquiler bicicletas en Viena

  • 1 ª hora: gratis
  • 2 ª hora: 1 euro
  • 3 ª hora: 2 euros
  • A partir de la 4 ª hora hasta la 12º hora: 4 euros por cada hora empezada.

Si os animáis a recorrer Viena en bicicletas veréis que es muy cómodo ya que la ciudad tiene carriles bici en cada calle. Además los conductores son muy respetuosos.

Para los que os suméis a la moda del patinete eléctrico, en Viena existe también la posibilidad de alquilar uno. Se circula por los carriles bici, pero no os puedo contar como funciona su alquiler porque no encontré información, aunque supongo que será algo similar a las bicicletas.

Ring Tram

Queda en Viena un tranvía antiguo que se ha convertido en atracción turística. Hace un recorrido completo por la Ringstraße, la avenida más monumental que ver en Viena. Desde la ventanas panorámicas de este tranvía amarillo se puede ver cada edificio mientras se escucha en la audioguía la explicación correspondiente en alguno de los muchos idiomas disponibles. Es un agradable paseo de 25 minutos.

Ring Tram, Viena

Este icónico tranvía sale cada 30 minutos de la Plaza Schwedenplatz, junto al canal del Danubio. Su horario es de 10:00 a 17:30 horas. El precio por adulto es de 10 €, los niños pagan la mitad y lo menos de 3 años suben gratis.

Barco por el Danubio

Aunque el Danubio no cruza el centro histórico de Viena no deja de estar ligado a la ciudad. Se puede llegar a ella por el río desde otras ciudades como Bratislava o Budapest. Pero para aquellos que solamente quieran navegar durante unas horas por las aguas del río más famoso de Europa podrán hacerlo en alguno de los barcos turísticos que surcan el Danubio. Esos barcos que navegan por el río salen del embarcadero del Canal del Danubio en la Plaza Schwedenplatz.

Las opciones son de los más variado. Desde las que duran alrededor de hora y media por el canal del Danubio a las de un día completo que llevan por el río hasta la bonita región de Wachau. Hay barcos nocturnos que ofrecen cena y baile o rápidos catamaranes que permiten ir y volver en el día a Bratislava. Opciones hay muchas y sin duda, estando en Viena, hay que dedicar unas horas a disfrutar de su río.

Barcos por el Danubio, viena

Deciros que en la Vienna Pass que antes mencioné se incluye también el barco por el Canal del Danubio.

Coche de caballos

¿Qué sería de Viena sin los elegantes coches de caballos? Dar un paseo por Viena en uno de ellos es un capricho al que muchos sucumben. Y digo capricho porque no es algo precisamente barato: el paseo corto cuesta 55 €, dura 20 minutos y recorre el casco antiguo) cuesta 55 €. Para los que prefieran el paseo largo que dura unos 40 minutos, recorre la Ringstrasse y el casco antiguo el precio subirá hasta los 80 €.

Coches de caballos Viena

Las paradas de estos carruajes se pueden encontrar en varios puntos de la ciudad: Stephansplatz, Michaelerplatz, Albertinaplatz, Petersplatz y Burgtheater/Volksgarten. Otra opción para dar un paseo en coche de caballos en Viena está en el Cementerio Central, el lugar donde están enterrados Mozart, Schubert o Beethoven. Allí lo precios son los mismo, pero variando el tiempo: el paseo corto dura 30 minutos y el largo 60 minutos.

Como curiosidad decir que estos carruajes vieneses varían dependiendo del clima. Si llueve, salen a la calle calesas cerradas. Si el tiempo acompaña y no amenaza lluvia, los coches son abiertos, lo que permite disfrutar mucho mejor de las vistas de la ciudad.

Ya habéis visto: sobre cuatro ruedas, dos, navegando a bajo tierra, recorrer Viena es sencillo.

Etiquetas ,

Post a new comment

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]