Sissi emperatriz: 8 lugares en Viena para conocer su historia

por Cristina Monsalvo
Sissi emperatriz Viena

Viena, la ciudad imperial y una de las capitales más elegantes de Europa. En ella vivió la emperatriz más famosa del viejo continente. Una mujer que poco tuvo que ver con la de las famosas películas protagonizadas por Romy Schneider en la década de los cincuenta de siglo XX. Para conocer mejor la historia de esta mujer, nada mejor que seguir los pasos de Sissi emperatriz por Viena. Palacios, jardines, museos y hasta pastelerías. Lugares ligados para siempre, por diferentes razones, a la duquesa Isabel de Baviera.

Sissi emperatriz antes de Viena

Isabel nació en 1897 en Munich. Su madre, Ludovica, era hermana de la archiduquesa Sofía, madre de Francisco José, primo y futuro esposo de Sissi. Era la segunda de los siete hermanos nacidos del matrimonio de Ludovica con el duque Maximiliano de Baviera.

Cuentan que no fue el de sus padres un matrimonio feliz, y Sissi creció viendo las continuas discusiones de sus progenitores. Todos pasaban el invierno en la residencia familiar de Munich, y el verano en el palacio que Maximiliano compró en Possenhofen. Fue ese palacio el hogar predilecto de los duques de Baviera y de sus hijos. Allí montaban a caballo, pescaban y nadaban en el cercano lago Starnberg.

En 1853, con motivo del cumpleaños del ya emperador Francisco José, Sissi acudió junto a su madre y su hermana Elena a Bad Ischl, la residencia en la que veraneaba la familia real. Las madres del emperador y de las duquesas habían preparado todo para que Francisco José, durante el baile de su cumpleaños, anunciase su compromiso con la Elena (Nene), la mayor de las hermanas.

Sin embargo, nadie contaba con que la juventud, belleza y espontaneidad de Sissi cautivasen a su primo. En contra de todo lo esperado, Francisco José eligió en aquel baile a Isabel para que se convirtiera en su esposa y, por tanto, en emperatriz de Austria. Ella no se esperaba esa elección, y ni tan siquiera hubiera querido ser la elegida. Pero, tal y como dijo su tía la archiduquesa Sofía, a un emperador no se le dan calabazas.

Sissi emperatriz y su boda en Viena

Durante los ocho meses que transcurrieron hasta la fecha de la boda, Isabel cumplió 16 años y fue sometida a una formación que había estado descuidada en su infancia. Tuvo que aprender francés, mejorar su inglés, aprender protocolo y dedicar mucho tiempo a su formación musical. Cuando llegó a Viena para la celebración de los esponsales, lo hizo con multitud de baúles que contenían vestidos, capas, pelucas y guantes entre otras muchas prendas de vestir. Algo que pareció poco a la altiva corte vienesa, que llegó a tachar de pobretona a la que iba a ser su emperatriz.

La boda se celebró el 24 de abril de 1854 en la iglesia de los Agustinos, uno de los lugares que ver en la capital austriaca relacionados con Sissi emperatriz en Viena. Es probable que Isabel luciera ese días varios vestidos, pues además de la ceremonia eclesiástica hubo varios eventos. No han llegado a nuestros días ninguna de las prendas que llevó la futura emperatriz ese día. La razón es que siguiendo la tradición, todo fue descosido para convertirse en casullas y mantos eclesiásticos donados a iglesias de Viena y Budapest.

Ese día no fue uno de los más felices de Sissi. Se iba a casar con un primo al que había visto un puñado de veces antes del enlace. Un hombre con el que no compartía aficiones y que la iba a llevar a vivir a una corte con un estricto protocolo, ella que había crecido libre lejos de todas esas normas palaciegas que nunca llegó a acatar del todo.

Sissi emperatriz en Viena: visitas guiadas

Aquellos especialmente interesados en conocer la vida de Sissi emperatriz en Viena, pueden valorar hacer alguna visita guiada en la que les cuenten los pormenores del paso de Isabel por la ciudad. Una forma de descubrir qué hay de verdad y de ficción en esas películas y libros que tiñeron de color rosa su vida y su matrimonio.

  • Tour de Sissi y su museo por Viena. Este tour con guía en español tiene una duración de unas 3 horas e incluye la entrada al Museo Sisi.
  • Tour por Viena y Palacio Schönbrunn. Un guía en español acompaña este recorrido guiado por Viena que se completa con la entrada (incluida) al Palacio Schönbrunn, un imprescindible en la ciudad.
  • Free tour por Viena. Dos horas de la mano de un guía que os contará en español muchas curiosidades de distintos lugares del centro de Viena.
  • Vienna Pass. Si viajas a Viena y tienes intención de visitar museos, palacios y otros lugares de interés, recuerda adquirir esta tarjeta. Con ella conseguirás ahorrar bastantes euros.

Tras los pasos de Sissi emperatriz en Viena

Fue en 1854 cuando Viena se convirtió en la residencia de la hasta entonces duquesa de Baviera. A lo largo de los años abandonó en numerosas ocasiones la corte vienesa. Por una u otra razón, siempre encontró motivos para escapar de las rígidas normas que la imponían en Viena. Estuvo en Corfú, Merano, Madeira y muchos otros lugares de Baviera y Austria. A veces iba acompañada de alguna de sus hermanas, otras de sus hijos y en ocasiones, sencillamente por sus damas de compañía.

En este post no os voy a hablar de esos viajes. Nos vamos a centrar en los lugares que ver relacionados de un modo u otro con Sissi emperatriz en Viena. Un paseo por una elegante ciudad en la que es imposible no imaginar a aquella joven emperatriz paseando por los jardines palaciegos o por las calles más elegantes de la ciudad. Y más si de vez en cuando te encuentras alguna novia ataviada con uno de esos vestidos que bien podría haber llevado Sissi.

Hofburg y el Museo Sisi

En el corazón de Viena se encuentra el palacio más grande de la ciudad. Un gran complejo de edificios que es sin duda uno de los lugares que ver en Viena. Aquí vivió Sissi y aquí se encuentra el museo que lleva su nombre. Un recorrido por la vida de la emperatriz más bella y famosa de Europa. Además de descubrir muchos detalles de la vida de Isabel (se entregan audioguías en diferente idiomas con la entrada), se pueden ver objetos que la pertenecieron.

Destacan los vestidos originales que dejan patente la altura de la emperatriz, y también su pequeña cintura. Uno de los más llamativos es que el vestido húngaro que Sissí llevó en su coronación en Budapest. Se exponen también en el museo joyas, objetos personales como el arpa de su infancia  y un completo botiquín. Su máscara mortuoria, el vestido que llevaba cuando la apuñalaron en Ginebra y el abrigo con el que la cubrieron, también se pueden ver en Museo Sisi.

El recorrido por el interior del Hofburg pasa por los apartamentos imperiales. Un total de 24 estancias de estilos rococó en las que vivieron Francisco José I y Sissi emperatriz en Viena. Habitaciones de audiencias y trabajo, salas de estar y dormitorios son algunas de las habitaciones que se pueden visitar y en las que está terminantemente prohibido hacer fotos.

En esas salas palaciegas, además de impresionantes muebles, cuadros y lámparas, se puede ver muchos los objetos personales de la pareja. Entre ellos no faltan fotos, objetos de tocador, escritorio ni las máquinas con las que Sissi hacía ejercicio cada día.

Augustinerkirche, iglesia de bodas reales

En el complejo del Palacio Imperial (Hofburg), además de los lugares que los que os acabo de hablar, se encuentra también la iglesia en la que se casaron Francisco José y Sissi en Viena. El origen de este templo se remonta al siglo XIV, cuando se fundó un monasterio del que la iglesia era parte.

Ya en el siglo XVII, la Augustinerkirche pasó a ser la iglesia de la corte. En ella tuvieron lugar muchas bodas reales. Y desde hace casi cuatro siglos, en la Capilla de Loreto se guardan, en urnas de plata, los corazones de muchos de los Habsburgo.

Aunque el interior es algo oscuro y sumamente sobrio, no hay duda de que es un lugar que quienes quieren hacer una ruta siguiendo los pasos de Sissi en Viena deben visitar.

Demel, la cafetería preferida de la Sissi en Viena

Muy cerca del Hofburg, en la elegante Kohlmarkt, se encuentra otro de los lugares relacionados con Sissi emperatriz en Viena. Se trata de pastelería y cafetería Demel. Este establecimiento se encargaba, cada semana, de suministrar tartas, chocolate y caramelos de violeta. Estos últimos parece ser que gustaban especialmente a la emperatriz, entre otras cosas, porque alguien en la corte, al principio de su vida en ella, la hizo saber que eran perfectos para combatir el mal aliento.

Actualmente los preciosos escaparates de Demel son una atracción por sí mismos. Pura elegancia y un muestrario de los mejores dulces que se elaboran en la pastelería. Dentro hay una tienda y una gran cafetería en el piso superior. Tomar una tarta Sacher en una de las cafeterías históricas de Viena en una cara tentación, porque desde ya os digo que esta pastelería no es nada barata.

Sissi emperatriz Viena

Volksgarten y la estatua de Sissi

Tan solo hay que caminar 500 metros desde el palacio que fue residencia de Sissi emperatriz en Viena para llegar a la preciosa escultura que la representa en el Volksgarten. Uno de los parques en Viena que bien merecen ser visitados. Uno de sus atractivos es su rosaleda, con más de 3.000 rosales (y 200 variedades de ellos).

Dentro de este precioso jardín, en un rincón y algo escondida si no se sabe que está allí, hay una preciosa escultura de mármol que representa a Sissi. Fue inaugurada en 1907, en presencia de sus esposo. En ella se puede ver a la emperatriz sentada. Su imagen se refleja en el estanque que hay frente a ella. El resto es un cuidado jardín que rodea a uno de los personajes más conocidos de Austria.

Museo del Mueble de Viena

Uno de los museos de Viena más curiosos es en el que se exponen los muebles que usaban los Habsburgo. El origen es el depósito que se creó en 1747 y que fue creciendo con el paso de los años. Se trata de una de las mayores colecciones de mobiliario del mundo y a través de las salas se pueden grandes colecciones de sillas de distintas épocas, camas, escritorios y recreaciones de comedores, dormitorios y salas de estar. Hay objetos curiosos, como esos retretes diseñados para parecer elegantes objetos decorativos o parte del mobiliario.

No faltan en este museo objetos relacionados con Sissi. Desde copias de alguno de sus más famosos retratos a fotografías e incluso alguno de los trajes que formaron parte de su ropero. Hay muebles de los que decoraron sus estancias en los palacios vieneses y también una exposición permanente: Sissi en el cine. En ella se pueden ver fragmentos de las películas protagonizadas por Romy Schneider junto a los muebles originales que se ven en esas escenas.

Palacio Schonbrunn, el palacio de verano

Este palacio fue desde tiempos de la emperatriz María Teresa la residencia de verano de la familia real. A tan solo 5 kilómetros del Hofburg, este palacio es especialmente atractivo gracias a los bellos jardines que lo rodean. Desde lo alto de los mismos se consigue una preciosa panorámica de Viena.

La visita al Palacio Schonbrunn requiere de varias horas si se quieren conocer tanto su interior como los distintos pabellones que hay repartidos por los jardines. Pero es dentro del palacio donde se pueden ver diferentes objetos relacionados con la vida de Sissi emperatriz en Viena.

Es de ella y de su esposo de quienes se conservan más objetos en las 45 salas que se pueden ver durante el recorrido por el interior de este palacio de nada menos que 1.441 habitaciones. Hay que prestar mucha atención a todo lo que se ve, ya que está prohibido hacer fotos en el interior.

Museo de Carruajes Imperiales

Dentro del Schlosspark del Palacio de Schönbrunn se encuentra este museo. En su interior se pueden más de 600 vehículos de distintos estilos que pertenecieron a la casa real vienesa. Desde los pequeños coches con los que los niños de la corte paseaban por los jardines a vehículos de alta velocidad como el Formula Renault 1.6.

Uno de los carruajes más llamativos de los que se exponen en el museo es el coche fúnebre en el que se trasladó  por Viena en 1898 el cuerpo de la fallecida Sissi. También dentro de este museo se puede ver una exposición que compara las vidas de dos grandes reinas de corazones cuyas vidas tuvieron un final trágico: Sissi emperatriz y Diana de Gales. Ambas fueron mujeres queridas por sus respectivos pueblos y que sin embargo tuvieron relaciones personales poco afortunadas.

Sissi emperatriz Viena

Cripta Imperial de los Capuchinos

Para despedirnos de Sissi emperatriz en Viena, nada mejor que hacerlo en la cripta en la que reposan sus restos. Esta cripta en la que reposan los restos de 149 Habsburgo se encuentra bajo la iglesia de los Capuchinos, en el corazón de la capital austriaca.

Hay magníficos sarcófagos en cuya decoración no faltan siniestras calaveras. Uno de los más llamativos es el de la emperatriz María Teresa. En una de las últimas salas de la cripta están el sarcófago del Francisco José. A los lados del mismo, los de Sissi y Rodolfo, el hijo de ambos. Fue el único descendiente varón de la pareja, y por tanto heredero al trono. Pero con tan solo 30 años, se suicidó junto a su amante, la baronesa de Vetsera.

Sissi emperatriz en Viena: libros y películas

A lo largo de las últimas décadas son muchos los libros que se han editado en los que se cuenta la historia de la emperatriz Isabel. Algunos mejor documentados y otros más novelados, estas obras son también un buen modo de conocer a esta joven que pasó a convertirse en reina con tan solo 16 años. Lo mismo ocurre con las películas y series para TV. Os dejo aquí algunas sugerencias por si queréis saber más de Sissi, su vida y su paso por Viena.

Libros sobre Sissi emperatriz

Sissi en el cine (y la TV)

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]